El cannabidiol podría servir como reemplazo a varios medicamentos de la medicina tradicional

- Por

El cannabidiol (CBD)es uno de los cannabinoides encontrados en la Cannabis sativa, cuya composición no se ha relacionado con los efectos  psicoactivos de la planta, atribuyéndosele, al contrario, cualidades medicinales.

El otro componente mayoritario, es el tetrahidrocannabinol o THC ,responsable de los efectos psicoactivos de la planta de marihuana.

Hasta la fecha, no se disponía de un «perfil» o tendencia del consumidor de los usuarios de la cannabis, por lo que un par de empresas se unieron para llevar a cabo una encuesta de grandes proporciones para recabar información fidedigna y útil, para sacar conclusiones y posibles repercusiones en base a estos hallazgos.

Encuesta reveladora: quiénes consumen marihuana

Brightfield Group y HelloMD llevaron a cabo la encuesta más grande sobre el uso del CBD, que cubrió un universo de 2,400 personas, de un total de 150,000 miembros,  pertenecientes a HelloMD, que es una comunidad en línea de pacientes y médicos en torno al uso de la cannabis.

Contrariamente a la imagen tradicional que se tiene del género masculino como consumidor de hierba, el 55% de los usuarios de CDB correspondían a mujeres, y no sólo eso, sino que además, una vez que lo adoptaban como fármaco,  era probable que abandonaran los medicamentos  tradicionales. Además, se puso en evidencia que los hombres optaban mayoritariamente, por aquellos productos con predominio del tetrahidrocannabinol ( THC) en su composición.

Brightfield Group, al estudiar los patrones de consumo y las tendencias existentes en la demanda de la cannabis, hizo el compromiso de proporcionar datos de alta precisión y exactitud para la industria de la cannabis, que parece estar descontento, dadas las solicitudes no escuchadas de sus integrantes.

Razones de consumo

Las razones más esgrimidas para el uso del CBD fueron, según el Director médico de HelloMD Dr. Perry Solomon: tratamiento del insomnio, la ansiedad, el dolor articular y la  depresión.

Un significativo 42% de los que utilizan CBD dijeron que habían abandonado los tradicionales analgésicos como el Tylenol o de receta como el Vicodin al reemplazarlos por la cannabis.

El 80% de los encuestados declaró que los productos eran «muy o extremadamente eficaces», en contraste con el 3% o menos que encontraron que el producto carecía de eficacia o tenía una eficacia muy reducida.

Educación para la población consumidora

Uno de los puntos clave que los productores de CDB tendrán que trabajar con los consumidores es sobre el tema de la educación, puesto que existen más de 850 marcas de productos derivados de la marihuana que contienen CBD y  unos 150 productos derivados del cáñamo. Un  8% de los consumidores encuestados reconocieron desconocer  el producto de CBD que habían adquirido.

Hay aspectos que tornan confuso el estatus jurídico de la marihuana, puesto que la Agencia de Control de Drogas (DEA) rotula como ilegales a todos los productos que contienen CBD. Pero el caso del  CBD derivado del cáñamo es distinto, pues está disponible a la venta en casi todos los estados y además se puede comprar en línea a través de Amazon.

Para el caso de los estados en que la cannabis es legal, el CBD que deriva de la marihuana es el que tiende a encontrarse más comúnmente disponible para la venta.

Las preferencias de los usuarios

Dentro de las marcas derivadas de la marihuana que acaparan las preferencias de los usuarios en el mercado de California se encuentra Care by Design, seguido a escasa distancia por Bloom Farms, fabricante líder de vaporizadores para aceite de cannabis. La tercera opción favorita es Kiva Confections, que acapara a los consumidores de chocolates.

Para el caso de los productos de CBD que derivan del cáñamo, el liderazgo recayó en la empresa Charlotte´s Web, de los hermanos Stanley, seguida por Plus CBD oil y Mary´s Nutritionals.

En relación con estos productos, los consumidores hicieron patentes sus reclamos con respecto al mayor precio de los productos con CBD derivado de marihuana con respecto al proveniente del cáñamo.

También manifestaron que aquellos productos con CBD provenientes del cáñamo mostraban menor eficacia que sus homólogos extraídos de la marihuana, lo que podría explicar el hecho que un 90% de los encuestados manifestó que solo adquirirían el CBD que procediera de la marihuana.

La totalidad de los usuarios preferían el “vapeo” como modalidad de consumo, en vez de las formas comestibles, puesto que la rapidez en su acción es mucho mayor. Sin embargo, hay que aclarar que en caso de padecer insomnio, el vaporizador es más efectivo; pero para aquellos a los que se les dificulta quedar dormidos, la opción comestible es la mejor.

A modo de resumen, se podría decir, en palabras del Dr Salomon: «Esta encuesta de referencia, en términos de su tamaño y profundidad, muestra el enorme valor que tienen estos productos para los pacientes«, a la vez, la preferencia de estos productos elaborados en base a CBD servirá para desplazar de la venta a aquellos productos con efectos psicoactivos en base a THC.