¿Qué es el cannabis hidropónico?

- Por

El cannabis hidropónico, a diferencia de la marihuana tradicional, es un cultivo que crece en una solución salina apoyado de otros sustratos naturales que permiten una mayor absorción de nutrientes en la planta. Se trata de una forma de cultivo que tiene resultados eficaces. Sigue leyendo para conocer más detalles.

Existen diversas maneras para cultivar cannabis hidropónico, pero en el proceso es fundamental la elección de un medio de cultivo que debe ser seleccionado en función de las características que el cultivador desee brindarle a sus semillas. De esta forma, no resulta lo mismo cultivar cannabis hidropónico con bolitas de arcilla, coco o peces.

Parte del éxito del proceso depende de que las raíces del cannabis puedan adecuarse a la solución a base de agua rica en nutrientes, lo que permite una absorción integral. De esta forma, los nutrientes están más accesibles, lo que hace que la planta tenga más energía para el crecimiento del tallo, las hojas y las flores.

cultivo-cannabis-planeta
Foto Pixabay

Cómo se cultiva cannabis hidropónico

Con el objetivo de conocer la naturaleza de los medios de cultivo que son ideales para el cannabis hidropónico, a continuación, presentaremos algunos de los preferidos por los cultivadores.

Aire

No se trata precisamente de cultivar cannabis en el aire, sino más bien de hacerlo poniendo atención en que las raíces de la planta queden empapadas en agua en un espacio suficientemente amplio, lo que permitirá que tengan una gran cantidad de oxígeno. Este medio de cultivo no puede ser automatizado, pues requiere mucha atención del cultivador.

Arcilla

Las pequeñas bolitas redondeadas, mejor conocidas como guijarros, son ideales para suministrar gran cantidad de oxígeno a las raíces, retener los nutrientes y permitir el drenaje.

Coco

La cáscara de esta fruta tropical ha constituido un material efectivo en muchos ámbitos. La fibra de coco proviene de la trituración de la cáscara, es amigable con el ambiente y benéfica para este tipo de cultivo.

Sustrato de perlita

Se trata de un mineral de origen volcánico que se expande al calentarse. Este material es altamente poroso, por lo que tiene una capacidad de retención de oxígeno alta, pero no retiene agua, lo que pone en peligro a los cultivos si no se monitorean adecuadamente.

Lana mineral de roca

Este material se utiliza como aislante térmico y acústico y pertenece a la familia de las lanas minerales, que son fabricadas a partir de roca volcánica fundida. Su función es similar a la de la fibra de vidrio y es muy eficaz para retener agua, aunque su utilización implica peligro para la salud asociado con la inhalación de polvo de lana de roca seca.

Vermiculita

Es un mineral con textura similar a la del arcilla, pero está formado por silicatos de hierro o magnesio, lo que le permite tener una gran capacidad de retención. Esta hace posible que las plantas cultivadas por este medio lleven agua y nutrientes hacia la parte de arriba.

canamo astronautas
Foto: fazly shah / Unsplash

Sistema de cultivo hidropónico rentable

Ahora bien, una vez conocidos los medios de cultivo, es preciso hablar de los tipos de sistemas para cultivar cannabis hidropónica.

Aeroponía

Permite libertad de crecimiento a las raíces y, como existe una gran cantidad de espacio libre, los nutrientes deben administrarse por aerosol. La ventaja de esta técnica es que ayuda en la absorción de nutrientes, lo que se traduce en un crecimiento rápido de la planta.

Acuaponia

Básicamente, se trata de sumergir la raíces del cannabis en un tanque de agua que también contenga peces vivos. A medida que las plantas absorben los desechos de los peces, a su vez, purifican el agua en la que viven.

Aguas profundas

Este sistema supone cultivar las plantas en contenedores enormes con grandes volúmenes de agua que permitan una solución de nutrientes más estable. Un cultivo en aguas profundas requiere que la mayor parte de la masa de las raíces esté sumergida en agua todo el tiempo.

Sistema de goteo

Este sistema es ideal para cualquier tipo de medio de cultivo, pues las plantas se desarrollan utilizando una técnica de riego a través de emisores que imitan a una lluvia ligera. En este caso, los nutrientes llegan directamente a las raíces.

Reflujo e inundación

Esta técnica requiere de un medio de cultivo de alto grosor. La solución nutritiva inunda las raíces, lo que satura el medio al tiempo que el depósito se coloca en un nivel más bajo que permite que la solución fluya de regreso al depósito. Esta inundación debe realizarse tres veces al día, por lo que es preferible que se automatice.

Solución aireada

Es muy similar al sistema de cultivo antes descrito, solo que, en lugar de un depósito, se utiliza un aireador de acuario, lo que permite airear el medio y proporcionar un suministro fresco constante de solución nutritiva. Este proceso debe realizarse tres veces al día.

Técnica de película de nutrientes

No usa ningún medio; las raíces crecen libres y están expuestas a la solución de nutrientes a través de corrientes aireadas de flujo rápido que proporcionan nutrición y oxígeno continuos. Este método se usa para cultivos a gran escala.

cultivo cannabis europa
Foto: Drew Taylor / Unsplash

Ventajas del cannabis hidropónico

Algunas de las ventajas del cannabis hidropónico es que, en promedio, este tipo de cultivo reduce costo de pesticidas y se puede obtener una cosecha mayor y con más nutrientes en tan solo nueve semanas.

Otro punto importante para el cultivo de cualquier planta son los nutrientes. En este punto es importante precisar que, si se desea lograr el éxito, el cultivador debe utilizar solamente productos que estén diseñados específicamente para cultivos hidropónicos, los cuales, usualmente, provienen de minerales quelados.

Finalmente, hay que mencionar que, aunque las plantas crecen más rápido y son más sanas, el costo de cultivar cannabis hidropónico es alto y varía dependiendo del tipo de cultivo.

Lee el reportaje completo en Weedweek

Foto: Laura S / Unsplash