Empleos en la industria cannábica hacen boom: California, punta de lanza

- Por

Para una industria que ha estado operando de forma legal desde 2009, sus estadísticas de generación de empleos en Estados Unidos superan, y por mucho, al resto de los sectores de este país. Con un rango de empleos entre directos e indirectos, de medio y tiempo completos, que oscila entre 165,000 y 230,000, la industria cannábica se perfila como la mayor generadora de espacios de trabajo.

En el país vecino hay más gente trabajando para industria del cannabis que panaderos, fisioterapeutas y dentistas, y pronto superará en este sentido a los dos sectores que más empleados tienen: el farmacéutico y el de telecomunicaciones. Los estimados que se incluyen en el estudio financiero, recientemente publicado: el Marijuana Business Factbook 2017, señala que la manufactura cannábica, la venta al mayoreo, y la parte farmacéutica del cáñamo son los segmentos con mayor captación de personal, y las corporaciones con mayor crecimiento.

Source: https://mjbizdaily.com/factbook/

Y es que la rápida transición del mercado negro al mercado comercial legal, posiciona al cannabis como una de las promesas de inversión de la década. Su cada vez mayor capacidad económica le permite, como industria, una capacidad de expansión considerable. En nuestro país, tan pronto se publicaron las modificaciones a la Ley General de Salud y el Código Penal Federal, días después, una firma especializada en aceites cannábicos anunció su entrada en operaciones a nuestro mercado.

Esto potencia, a lo largo y ancho del país vecino, y también más allá de la frontera, la creación de espacios de trabajo y la creación de nuevas oportunidades de negocio. Precisamente estos dos aspectos son los que integran el análisis antes dicho, mismo que calculó sus estadísticas a través de distintas metodologías: por medio de encuestas, y de estadísticas matemáticas, dividió los subsectores de la industria; información que luego aplicó al número de compañías registradas para obtener así el estimado de cuántas personas trabajan en ellas.

El estudio destaca que la mayoría de todos estos empleos están concentrados en pequeños negocios, aquellos que no necesitan más de unos cuantos empleados para mantener sus operaciones. Pese a que la industria cannábica ha presentado un ascenso meteórico en sus ingresos y en su crecimiento bursátil, las leyes que difieren de estado en estado, en la nación americana, han evitado el crecimiento de corporaciones de gran escala, aquellas que cuenten con cientos de empleados.

Sin embargo, con la demanda cada vez mayor de marihuana recreacional, los mercados podrían tener un potencial de crecimiento aún mayor, y por lo tanto, también sus empleos. Y es que el año pasado fue para la industria un hito: tres estados americanos legalizaron la marihuana recreacional, mismos que se expandieron a todos los de la costa oeste, incluyendo California y Nevada.

Aunado a ello, recientemente, Ohio y Pennsylvania legalizaron la marihuana medicinal, mientras que Louisiana aprobó una ley que permite cultivo comercial, y venta de productos medicinales cannábicos.

California, la punta de lanza

Se estima que solo el estado de California podría acumular en ventas entre USD$4,500 y USD$5,000 millones, más que las ventas totales de marihuana en la nación durante 2016. Por lo tanto, el impacto que tendría una legalización total para los mercados y la generación de empleos, sería contundente.

Según un estudio realizado por el Agricultural Issues Center de la Universidad de California, hasta noviembre del año pasado las ventas de marihuana medicinal en ese estado fueron de USD$2000 millones anuales, que representó el 25% de las ventas totales, que fueron de USD$7,700 millones.

La aprobación de la llamada Proposición 64, en noviembre del año pasado, desencadenó un marco para marihuana completamente legal, tanto en sus usos medicinales como recreativos, cuyo mercado podría significar a los gobiernos estatales y locales, según el estudio, hasta USD$1000 millones. En este sentido, los empleos generados a partir de ello podrían llegar hasta los 1,200.

Según estima el documento, cuando este marco total de legalización entre en marcha, y los usuarios salgan del mercado negro al regulado, el uso recreativo de la marihuana representará el 61.5% del mercado total, la marihuana recreacional ilegal representará el 29% y la medicinal el nueve.