Esta empresaria es la reina del Cannabis en EEUU

- Por

A Priscilla Vilchis la apodan “La Reina del Desierto” o “La Reina del Cannabis”. Es la dueña y CEO de Premium Produce, una empresa dedicada al cultivo y procesamiento de cannabis con fines médicos y recreativos. Su sede está en Las Vegas, Nevada, con presencia en Lynwood, California, por lo que se ha convertido en uno de los grandes jugadores en la industria del cannabis.

Veo a mucha gente queriendo entrar a la industria y siento que no tienen el enfoque correcto. Veo a mucha gente que solo quiere ganar dinero. Cuando entré en esta industria lo hice por razones médicas, para intentar ayudar a la gente a dejar los opioides.”, ha comentado en varias entrevistas que destacan que dejó la universidad para buscar una carrera en la industria de la salud.

A los 21 años, había administrado empresas multimillonarias para algunos de los mejores médicos del sur de California, ayudándoles a sortear las regulaciones del sector salud. Esa experiencia le permitió entender la epidemia de opioides, un fenómeno en Estados Unidos provocado por los medicamentos analgésico a base de opio que causan adicción.

Hace una década, las farmacéuticas promovieron los opioides entre los doctores como una alternativa para aliviar el dolor de sus pacientes, pero esas prescripciones derivaron en miles de muertes. Las autoridades de salud estiman que alrededor de 218 mil estadounidenses murieron por sobredosis relacionadas con opioides recetados entre 1999 hasta 2017. Entonces Vilchis decidió apostar por la marihuana medicinal como un nuevo negocio y alternativa para aliviar el dolor. Fue la primera mujer latina en obtener una licencia para comercializar cannabis en Los Ángeles y la más joven en Nevada –entonces tenía 27 años—. Lo logró tras invertir en abogados y voceros que la asesoraron para conseguir las licencias necesarias para instalar un invernadero de 8 mil metros cuadrados, con la mejor tecnología, para cultivar la planta.

“La marihuana está dominada por los hombres. Hombres grandes. Como toda la parte corporativa de Estados Unidos. Así que el hecho de que soy una mujer, ayuda a que mucha gente se motive. La clave es seguir avanzando y nunca echarse para atrás”, ha explicado en entrevistas.

Vilchis ahora tiene 32 años y ha demostrado que el negocio de la marihuana no tiene género. Incluso ha destacado por ofrecer al público femenino, productos de cannabis que son saludables, sexys y lujosos. Con menos de un año en el mercado, “Reina”, una de sus principales marcas está entre las más vendidas en Nevada.

Con información de Entrepreneur y BBC News