Fondos de capital de riesgo apuntan al negocio de la cannabis

- Por

El uso medicinal del cannabis en Estados Unidos y el mundo está en su fase inicial de lo que los especialistas en inversiones proyectan como un posible auge de la hierba. Aunque todavía existen prejuicios alrededor de dicha industria, algunos inversores apuntan a ella.

El auge del cultivo, venta y uso terapéutico de la cannabis está en muchas de las agendas públicas de países enteros o algunas de las ciudades cosmopolitas y de vanguardia en el orbe. Ante ello, empresas, inversores y particulares están viendo la forma de ingresar al que apunta a ser uno de los negocios más rentables del siglo.

Una muestra de ello es lo que hizo First Trust Portfolios, uno de los fondos de inversión más grandes del mundo, quien presentó una solicitud de inversión S-6 ante la Securities and Exchange Commission para un fideicomiso de nombre «Medical Cannabis Portfolio Series» – FT 6766, que está buscando una apreciación del capital por encima del promedio. Sin embargo, la propuesta aún no ha sido aprobada por la SEC.

De acuerdo con la revista Forbes, First Trust citó su creencia de que el cannabis tiene beneficios médicos y que se estima que el mercado crecerá en miles de millones. Ante ello, la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) declaró que, aunque no ha aprobado ningún producto farmacéutico que contenga o sea derivado de la marihuana botánica, es consciente de que existe un interés considerable en su uso para intentar tratar una serie de condiciones médicas.

De acuerdo con los expertos, las acciones incluidas en el fideicomiso serán seleccionadas del Indxx Cannabis Index, que aún no se ha creado, pero es descrito como una «canasta de empresas que cotizan en bolsa con importantes actividades comerciales en la industria de la marihuana», según cita la mencionada revista de finanzas y negocios.

Asimismo, los especialistas afirman que el equipo de analistas evaluarán a fondo cada compañía para su inclusión en la cartera basada en la asociación de cada compañía con los aspectos médicos de cannabis, así como su análisis de otras pantallas para las limitaciones de liquidez.

Source: maxpixel.freegreatpicture.com

El fondo de inversión First Trust Portfolios, según datos de expertos financieros, gestiona 105 mil millones de dólares desde el 30 de abril pasado, a través de fondos de inversión de la unidad, fondos negociados en bolsa, fondos cerrados, fondos mutuos y cuentas administradas por separado. Cada unidad tendrá un precio de 10 dólares con un monto mínimo de compra de 1,000 dólares.

A decir de los datos proporcionados por analistas, el fideicomiso tiene una fecha de terminación obligatoria del 28 de junio de 2019 y el fideicomisario es el Banco de Nueva York Mellon. El fideicomisario distribuirá el dinero de las Cuentas de Ingresos y Capital semestralmente el vigésimo quinto día de cada junio y diciembre a los partícipes registrados en el décimo día de cada mes.

Antes de First Trust Portfolios, con sede en Illinois, otras empresas de inversión han apostado a la industria del cannabis. Una de ellas, según Forbes, es la canadiense Horizons ETF Management, que acaba de lanzar su proyecto de inversión Ciencias de la Vida de Marihuana Médica que comenzó a operar en la Bolsa de Toronto bajo el símbolo HMMJ, en abril pasado.

De igual forma, a finales de 2015, según la revista Fortune, Founders Found, una firma de capitales de riesgo de 2 mil millones de dólares invirtió en Privateer Holdings, una compañía de marihuana en distintas presentaciones propietaria de varias marcas.

Privateer, con sede en Seattle, Washington, es propietaria de la canadiense Tilray productora de cannabis con fines medicinales, así como del servicio de información sobre marihuana Leafly. Asimismo, se asoció con la familia del músico Bob Marley para lanzar los productos Marley Natural.

Por su parte, de acuerdo con el diario El Economista de México, en Sidney, Australia, el fondo de inversiones alternativas Tribeca Global Natural Resources Fund aumentó su valor en un 145 por ciento en 2016 y se convirtió en el más rentable del planeta tras la compra de acciones y bonos de empresas dedicadas a la producción de marihuana.