¿Por qué el cannabis da hambre? | Nación Cannabis

¿Por qué el cannabis da hambre?

- Por

Los efectos tras consumir cannabis varían de persona a persona, pero uno de los más recurrentes gira en torno a los atracones de comida, fenómeno que ha dado pie al trabajo de científicos para determinar por qué el cannabis da hambre.

El denominado efecto munchie, es decir, comer en exceso, luego de consumir cannabis, es un tema recurrente para los investigadores, quienes han desarrollado diversas hipótesis para encontrar la causa.

Rebecca Craft, profesora de Psicología de la Universidad Estatal de Washington, realizó en 2014 un análisis, cuyos resultados hicieron una aportación contundente en el campo.

¿Por qué el cannabis da hambre?

La investigación encontró que los hombres son más propensos a sufrir la necesidad de comer en exceso, tras fumar cannabis, mientras que las mujeres son 30 % más sensibles al efecto de esta planta y, por ello, desarrollan tolerancia al THC más rápidamente.

Sin embargo, el análisis no responde al por qué el cannabis da hambre en los hombres, al tiempo que muestra que las mujeres son más propensas a sufrir los efectos secundarios negativos de esta planta.

La investigación indicó que el THC, mejor conocido como tetrahidrocannabinol, uno de los cannabinoides más importantes de esta planta, es un factor clave en este proceso que despierta el hambre de los consumidores.

Al año siguiente, otra investigación realizada en la Universidad de Burdeos, liderada por el doctor Giovanni Marsicano, indicó que el THC provoca un efecto sobre la capacidad olfativa de los seres humanos, de forma que aumenta el aroma de los alimentos y despierta el apetito.

Cannabis aumenta el olfato

Los ensayos clínicos de esta investigación fueron realizados con roedores, en quienes se comprobó que el THC aumenta el olfato de los mamíferos y los empuja a desear más comida.

De esta forma, la investigación concluyó con la afirmación de que los atracones de comida se deben a que los consumidores, luego de fumar un cigarrillo, tienen despejado su olfato y su paladar, lo cual brinda una sensación muy agradable al comer.

Cabe destacar que la investigación descubrió que la necesidad de consumir alimentos surge debido a las mismas neuronas que normalmente se encargan de producir la sensación de saciedad, denominadas proopiomelanocortinas (POMC).

Esto es diferente a lo que se pensaba con anterioridad, acerca de que las neuronas POMC eran responsables de calmar la sensación de hambre, pues se creía que los atracones eran producto del nivel bajo de estas neuronas.

«Encontramos que las células que reducen el apetito se activan de manera diferente al entrar en contacto con el receptor cannabinoide CB1R. La activación de las neuronas dirigidas por el receptor hace que liberen sustancias químicas diferentes a las que normalmente se segregan cuando promueven la saciedad», indicó la investigación.

Hambre incontrolable

Finalmente, investigadores de la Universidad de Yale, en Estados Unidos, comenzaron su propio análisis sobre el tema, con el objetivo de examinar el mecanismo neurológico que provoca este hambre excesiva.

Los resultados que fueron publicados en la revista Nature, también en 2015, dieron cuenta de que las neuronas POMC sí están relacionadas con la necesidad de comer en exceso, por lo que ejercen una función contraria a su estado natural.

El equipo de investigadores encontró que al estar con cannabis, las neuronas POMC promueven un efecto contrario, es decir, provocan hambre incontrolable en algunos individuos.

El neurobiólogo Tamas Horvath afirma que la respuesta al por qué el cannabis da hambre es que el consumo de esta planta engaña el sistema central del cerebro para conseguir más alimento; aunque hace falta más investigación para aclarar este efecto sobre el consumo de cannabis.

Con información de BBC, ScientificAmerican, Lamota.org y News.wsu.edu

Foto: Mohamed Hassan / Pixabay