Raúl Elizalde, de la Fundación Por Grace, nuevo Gerente General de HempMeds México

- Por

El día de hoy se ha dado a conocer la noticia de que la subsidiaria de Medical Marijuana Inc., HempMeds, ha abierto su primera oficina en México. Esto como resultado de los dos años de presencia que tiene la compañía en el mercado de nuestro país; y del nuevo marco legal aprobado por el gobierno federal para la presencia de productos derivados del cannabis.

El arribo de la empresa a México se dio a partir de que Raúl Elizalde y su esposa, Mayela Benavides, emprendieran una cruzada para que las autoridades federales permitieran un tratamiento con cannabidiol para su hija Graciela, que padece del síndrome Lennox-Gastaut, y que le provocaba hasta 300 convulsiones al día.

Cuando en septiembre de 2015 el juez Martin Santos Pérez concedió a la familia un amparo para la importación del medicamento RSHO-X proveído por Medical Marijuana Inc., Grace se convirtió en la primera paciente en México en ser tratada con un derivado de la marihuana, y la empresa, la primera en entrar a nuestro mercado.

La lucha de Raúl y Mayela derivó asimismo en la creación de la Fundación Por Grace, pionera en el debate cannábico en México, que a través de foros especializados informan sobre los poderes medicinales de la planta. Los alcances de la fundación llegaron hasta la cumbre del legislativo, el pasado abril, cuando Raúl Elizalde sostuvo una reunión con el presidente de la república, Enrique Peña Nieto, durante las Conclusiones del Debate Nacional sobre el Uso de la Marihuana, y del que se desprendió que México tendría su reforma cannábica.

Hoy, con la Ley General de Salud y el Código Penal Federal reformados, siendo posible el uso de la marihuana con fines medicinales, terapéuticos y científicos, la primera empresa de marihuana en México abre sus puertas: la HempMeds México, en sus oficinas instaladas en Monterrey, Nuevo León, estado natal de Graciela Elizalde Benavides, y su padre, Raúl, será su líder estratégico como gerente general.

La relevancia de esta noticia radica no sólo en la rapidez con la que el mercado de la marihuana medicinal en México está abriéndose, y cómo; sino en el hecho de que muchos miles de pacientes como Grace podrán tener acceso de manera segura a un tratamiento efectivo.

La empresa calcula que el potencial de nuestro mercado oscila entre los USD$1000 y 2000 millones para los próximos diez años; y confía en que sus lazos tan cercanos con la Fundación Por Grace, potenciarán futuras regulaciones nuevas sobre el uso de la marihuana en México, gracias a las diligencias de su fundador: su vasta experiencia en la organización de foros públicos, y reuniones con oficiales del gobierno, ayudarán a que México amplíe sus horizontes, y engrose la capacidad comercial de la compañía.

Stuart Titus, CEO de Medical Marijuana Inc., dijo que: “la apertura de nuestras oficinas en México nos llena de contento, ya que como compañía podremos operar en un mercado nuevo con mucho potencial, el de México; y estamos confiados en que el trabajo de Raúl, y su experiencia nos ayudará como compañía, y le abrirá la puerta a miles de pacientes que están en urgencia de usar un tratamiento con cannabidiol.

Los planes de la compañía son que, la posición estratégica de la ciudad de Monterrey les ayude a establecer un puente entre fronteras, y eso facilite sus operaciones de mercado, dado el dinamismo y alta densidad poblacional de la zona.

A través de estas oficinas, la HempMeds México gestionará la comercialización, distribución y ventas de su medicamento Real Scientific Hemp Oil-X (RSHO-X) libre de tetrahidrocannabinol. Y aunque los montos de inversión no fueron revelados, sus directivos afirmarán que inyectarán varios millones de dólares, conforme la demanda vaya creciendo, y nuevas zonas estratégicas de mercado se revelen.

De igual forma, en su comunicado declaran que la inversión servirá también para continuar con programas especializados de educación para que nuevos pacientes y público en general se informe sobre las capacidades medicinales de la marihuana.