Hasta 150,000 nuevos empleos en Canadá, gracias a la industria de cannabis

Después de todos los procesos que ha cumplido la industria del cannabis en Canadá, cuyo mercado recreativo es uno de los más esperados del 2018; y del constante crecimiento económico que se ha suscitado gracias a la legalización del a marihuana medicinal, los empleos en este sector han proliferado y algunos ofrecen hasta seis dígitos de sueldo: el cannabis paga bien a sus fieles y empleados.

Con estos crecimientos, el mercado de marihuana en Canadá se ha convertido en uno de los más competitivos y prósperos del continente; tanto así, que un reciente estudio de campo de la firma Cannabis At Work, estima que la industria ofrecerá hasta 150,000 nuevos empleos para los siguientes años, y muchos de ellos sumamente competitivos.

Según el estudio, la industria se encuentra bajo un proceso doble: por un lado, las starups o pequeñas empresas han crecido sus capitales de tal forma que han dejado de ser eso: “pequeñas empresas”, gracias a la demanda del mercado médico del cannabis; sus operaciones, por lo tanto, están escalando en la medida en que las licencias de cultivo y distribución están siendo aprobadas, a la luz del mercado recreativo, proyectado para iniciarse a mediados del año próximo.

El vicepresidente ejecutivo de Aurora Cannabis, Cam Battley, lo ha confirmado con estas palabras: “Como industria no sólo estamos en una fase de crecimiento, sino que estamos escalando nuestras operaciones para estar listos para el año próximo, cuando inicia la legalización total: los empleos, por lo tanto, habrán de crecer muy rápidamente los próximos 12 o 24 meses”.

El caso de Aurora es ilustrativo: ha crecido de tal forma su capital, que su más reciente cotización en la Bolsa canadiense la situó en los 1000 millones de dólares; su plantilla de empleados, en este sentido, pasó de las 10 plazas a inicios del 2015, a las 300, dos años después. Battley estima que las mismas podrán duplicarse el próximo año.

“Dejamos de ser startups”, añade Battley, “nos fuimos directo a una fase de crecimiento económico, y como resultado, crecieron los empleos y también los salarios. La competitividad de nuestros empleos está ahora a la par que los de la industria farmacéutica o biotecnológica”.

El estudio de Cannabis At Work añade también los puestos que más goce de sueldo tienen: director de marketing, contador, director de recursos humanos, y director de cultivo. El estudio congregó a las compañías que superan los 3000 millones de dólares canadienses de valor capital, y que emplean a más de 700 personas.

“Me sorprendieron mucho los resultados del estudio”, dijo Alison McMahon, CEO y fundadora de Cannabis At Work, “el promedio de salario está a la par que en otras industrias; de hecho, pensamos que la gran mayoría de los empleados en la industria cannábica emigraron de otras industrias convencionales”.

Por otro lado, explica McMahon, el principal reto de la industria en este sentido, es que no se puede iniciar realmente el trabajo hasta que la compañía no tenga la licencia; y la licencia de productor puede tardar hasta cuatro años en expedirse.

La parte que sí está teniendo mucho crecimiento, es la de servicios auxiliares como la proveeduría de equipo y tecnología; y habrá mucho mayor crecimiento en la medida que el gobierno nos otorgue un panorama de acción más claro”, añadió la ejecutiva.

Por otro lado, para Hugo Alves, presidente de la Cannabis Wheaton, otro de los segmentos de empleo que presentan mucho crecimiento son aquellos relacionados con la regulación: “cultivar cannabis en un ambiente controlado, para una industria altamente regulada no es nada fácil, y aquellos con más experiencia en este sentido serán los más buscados. Porque no podemos darnos el lujo de llegar a la escasez; además, necesitas empleados que mantengan tus operaciones en el margen deseado”, dijo.

Es así que la industria se mantiene a la expectativa de la legalización total, puesta para el siguiente año: aquellas compañías sólidamente capitalizadas son las que podrán obtener su licencia de forma más rápida, y con ella, entrar de lleno al negocio, pero entrar al negocio, significa contar una buena fuerza de trabajo.

“Las licencias se están otorgando cada vez más rápido, sobre todo a aquellas firmas con planes de expansión, aquellas que están creciendo su capacidad de producción hasta 10 veces; estas compañías, sin embargo, enfrentarán grandes problemas sino antes consolidan una buena fuerza de trabajo”.

Discusión