El consumo de cannabis rescató a Mike Tyson como empresario | Nación Cannabis

El consumo de cannabis rescató a Mike Tyson como empresario

- Por

Mike Tyson está orgulloso de su pasión por la marihuana. La fuma desde los 6 años y considera que ha sido más efectiva que los medicamentos que le han recetado para controlar su temperamento. La ha utilizado antes de una pelea profesional contra Andrew Golota y considera que usarla lo ha convertido en una mejor persona.

Tyson considera que su carrera habría sido distinta si hubiera podido consumir marihuana de manera más abierta.

“No habría enfrentado tantas demandas. No me habrían detenido tantas veces. Si hubiera tenido la opción del cannabis, en vez de las pastillas que me hacían sentir como zombie, jamás hubiera peleado en riña callejeras que me costaron tantos millones de dólares”.

Dejó el boxeo profesional desde 2005, pero su saludo aún es fuerte y firme lo que confirma que el campeón aún conserva puños poderosos. La de Tyson es una impresionante historia de reivindicación por las controversias que enfrentó dentro y fuera del ring, luego de que a los 20 años se convirtió en el campeón más joven de peso completo de la historia del boxeo.

A sus 53 años, celebra su presentación como productor de marihuana y distribuidor de productos que contienen cannabis que se comercializan en Nevada. Hasta hace poco, su marca solo se comercializaba en Planet 13, en Las Vegas.

Su oferta incluye productos como Dwiink, una infusión que contiene cannabidiol (CBD) y The Toad, una cepa de cannabis considerada entre las más fuertes por su alto contenido de Tetrahidrocannabinol (THC) en 37% y de CBD en 43%. Actualmente, los productos que contienen THC se distribuyen en California y Nevada, con planes para venderlos también en Colorado, Washington, Massachusetts y Oklahoma. Los productos con CBD ya están disponibles en 46 estados norteamericanos e incluso con distribución en otros países.

Tyson Ranch es una especie de parque de diversiones donde se puede fumar marihuana en casi cualquier parte, salvo en las áreas donde se vende licor, como exigen las leyes estatales. El ex campeón también aprovecha para promover la cultura de cannabis a través de su podcast Hotboxin, en el que aparecen entrevistas con celebridades como Tony Robbins y Snoop Dogg.

En entrevista, Tyson comentó que su primer acercamiento con la marihuana fue por su madre que se la daba para poder dormirlo, cuando tenía 6 años. En el 2000, fumó cannabis antes de pelear con Andrew Golota, la que recuerda como una gran pelea, en la que se sintió muy bien.
Tyson padece una condición maniacodepresiva, por lo que los medicamentos llegaron a provocarle obesidad y lo que él llama una estado de “zombie”

Explica que sólo utilizaba la marihuana la noche previa a las peleas para poder dormir y evitar el estrés por nerviosismo.

“Creo que los deportistas pueden consumirla, si así lo eligen. Solo les digo a las personas que son como yo, que han padecido dolor por mucho tiempo, que consideren el cannabis”.

Con información de Green Entrepreneur.