Mantequilla de marihuana: prepárala con esta fácil receta

- Por

Uno de los derivados más codiciados de la cocina cannábica es la mantequilla de marihuana. En esta ocasión te presentamos esta receta fácil para prepararla y para disfrutar el sabor de tu cepa favorita sin tener que fumarla o vaporizarla.

Otra de las ventajas que tiene la mantequilla de marihuana es que resulta un alimento útil tanto en el consumo medicinal como recreativo y que, además, le agrega un toque distintivo a los platillos que se preparan con este derivado.

fumar cannabis covid 19 cbd
Foto: Herbadea Berlín / Unsplash

Mantequilla versátil

La mantequilla de marihuana puede ser utilizada en la repostería para la elaboración de pasteles o galletas, al mismo tiempo que en cualquier otro tipo de receta salada. La versatilidad de la mantequilla de cannabis le aporta un gran plus a este ingrediente.

Vale precisar que la mantequilla de marihuana, al igual que otros derivados del cannabis, deben consumirse con cuidado, debido a que en su elaboración se aprovecha la mayor parte de la planta, lo que podría tener un mayor efecto psicoactivo.

Para elaborar mantequilla de cannabis se pueden utilizar hojas con más resina mezcladas con algunos cogollos. La cantidad es a gusto del consumidor, pues entre mayor sea el gramaje, mayor será la potencia y el sabor de la mantequilla.

Al respecto, es necesario comentar que, al fumar marihuana, el consumidor aprovecha solo el 40 % de la planta. En cambio, al consumir mantequilla de marihuana se incrementan los niveles de THC o CBD ingeridos y existe un riesgo de sufrir un subidón.

Debido a ello, es recomendable graduar los gramos de marihuana utilizados en la elaboración de la mantequilla, a fin de no sufrir efectos indeseables a la hora de consumirla.

Uruguay se
Foto: Pixabay

Cómo hacer mantequilla de marihuana

Para preparar mantequilla de marihuana necesitamos los siguientes ingredientes:

  • 250 gramos de mantequilla
  • 500 mililitros de agua
  • 5 a 25 gramos de cogollos u hojas con tricomas
  • Dos ollas medianas
  • Un colador fino
  • Recipiente para colocar la mezcla
  • Paso 1: Tritura la marihuana. Puedes hacerlo directamente con tus manos o utilizando un grinder.
  • Paso 2: Calienta el agua en la olla y agrega la marihuana. Deja hervir por 7 minutos a fuego suave y remueve constantemente para eliminar todas las impurezas de la planta.
  • Paso 3: Una vez que esté hervida la marihuana, en la otra olla coloca la mantequilla a fuego suave hasta que se derrita, evitando el punto de ebullición. Una vez derretida, agrega la marihuana y sigue removiendo la mezcla por 30 minutos aproximadamente.
  • Paso 4: Cuando la mantequilla tenga un color verde uniforme, cuela la mezcla para separar los restos de materia orgánica que no hayan sido disueltos.
  • Paso 5: Deposita la mezcla en un recipiente, que puede ser de cristal o de plástico. Deja reposar durante un par de horas a temperatura ambiente y luego refrigera la mezcla durante un día entero.
  • Paso 6: La mantequilla de marihuana estará lista cuando se solidifique. Es común que la mantequilla quedé flotando sobre una ligera capa de agua, pero tendrá la misma textura que la comercial.
Cannabis podría reemplazar a los analgésicos opioides
Fuente: Pixabay

Puntos para considerar al preparar la mantequilla

Si como materia prima principal utilizas algunos restos de hojas, es recomendable que solo uses las que están más cerca de los cogollos, ya que contienen una mayor cantidad de tricomas que, usualmente, se conocen como los “pelitos” de la marihuana. No es necesario que las hojas estén secas.

Otro punto importante para considerar es que la mantequilla no solo puede servir como ingrediente. También se pueden preparar infusiones de marihuana, al disolver una cucharadita en agua caliente.

Sin embargo, al consumir mantequilla de cannabis siempre deben considerarse algunas precauciones. La potencia que adquiera la mantequilla dependerá del gramaje que se utilizó para su elaboración.

Usualmente, los efectos del consumo de mantequilla de marihuana son más potentes que al fumarla. Asimismo, es preciso comentar que el cannabis cuando es ingerido tarda más en hacer efecto, por lo que es necesario tener paciencia y no ingerir más cantidad.

De tal forma, al consumir la mantequilla es usual no sentir nada, pues el efecto tarda entre 30 y 60 minutos. Por esto, es recomendable que el consumidor comience ingiriendo solo un poco de mantequilla de marihuana y evalúe su reacción con el paso de las horas. Una vez evaluado el efecto, el usuario puede decidir si añade más o menos cantidad de marihuana a su mantequilla.

También es recomendable que la ingieras con tu consentimiento, pues la ingesta accidental o como broma puede tener consecuencias para la salud.

Con información de Growbarato.net, Geaseeds y Mimarihuana.es

Foto: Rene Walter / Sensiseeds.com