El cannabis previene cáncer de colon en ratones

- Por

El cannabis para el tratamiento del cáncer ha sido uno de los objetos de estudio más populares durante los últimos años. Investigadores de la Universidad de Carolina del Sur en Columbia encontraron que la planta previene cáncer de colon en ratones.

La investigación apunta a que el uso del polémico cannabinoide tetrahidrocannabinol (THC) es un elemento clave en la lucha contra el cáncer. Esto se debe a que no solamente tiene un efecto psicoactivo, sino también antinflamatorio.

súper bacterias
Foto de: Pixabay

Cannabis para el tratamiento del cáncer

El estudio realizado en ratones dio cuenta de que este cannabinoide podría ayudar a prevenir el cáncer de colon asociado con la colitis ulcerosa, así como también es favorable para el tratamiento de la enfermedad inflamatoria intestinal (EII), grupo de afecciones crónicas que dañan el colon y el intestino delgado.

Los científicos dividieron a los ratones analizados en dos grupos: uno que recibió el THC y otro al que se le suministró solo un placebo. Los ratones que recibieron el cannabinoide no mostraron tumores ni tampoco tenían inflamación de colon significativa, la cual es un síntoma de la EII.

Este cannabinoide actúa a través de dos receptores —CB1 y CB2— en el cuerpo de los mamíferos. En el primero ocurren los efectos psicoactivos, mientras que, en el segundo, se presentan las células inmunes, que son las que ayudan a disminuir la inflamación.

Los resultados evidenciaron la eficacia del THC para suprimir la inflamación intestinal y, por ende, para prevenir el cáncer de colon en pacientes con enfermedades inflamatorias del intestino, quienes tienen un mayor riesgo de desarrollar cáncer colorrectal.

conflictos intereses
Foto: CDC / Unsplash

Menos inflamación, menor disposición al cáncer

Respecto a cómo se disminuye la inflamación, el estudio descubrió que, al unirse el THC al receptor CB2, el cannabinoide se expresa en las células inmunitarias en todo el sistema gastrointestinal. De esta forma, los receptores CB2 modulan la inflamación en el intestino.

Al reducirse la inflamación, es más probable que el intestino secrete células T reguladoras, que son un tipo de célula inmunitaria que protege al cuerpo contra el cáncer.

Vale recalcar que el estudio publicado en la revista iScience no asegura que el consumo de cannabis con altos niveles de THC sea curativo contra el cáncer de colon. Aún no existen evidencias que sugieran que el THC u otros agonistas CB2 pueden aliviar este padecimiento.

Sin embargo, es relevante que el uso de THC en estos roedores resultó preventivo para el desarrollo de la enfermedad.

Ahora bien, el análisis pone sobre la mesa la idea de que los compuestos no psicoactivos provenientes del cannabis que son dirigidos al receptor CB2 son benéficos en personas con enfermedad inflamatoria intestinal.

El cannabis preventivo no cura el cáncer

Es importante recalcar que antes de que se pueda aprobar un tratamiento médico, todavía es necesaria una mayor investigación que apunte a la comprensión biológica de este padecimiento.

Tan solo en México, según cifras del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), cada año se diagnostican cerca de 15 000 nuevos casos de cáncer de colon, enfermedad que parece estar asociada al aumento en el consumo de carne roja en la dieta cotidiana.

Cannabis: ¿qué enfermedades cura?
Foto: Enecta Cannabis / Unsplash

Por esto, especialistas del citado organismo exhortan como tratamiento altamente preventivo el consumo diario de verduras y agua simple, así como una rutina de ejercicio.

Investigaciones médicas encontraron que las personas con obesidad, que fuman, beben alcohol y consumen carnes rojas fritas en exceso son propensas a desarrollar inflamación intestinal, ya que estos alimentos lastiman la mucosa del intestino y podrían incidir en la formación de tumores.

Respecto a los síntomas de alarma, el IMSS señala que la inflamación acompañada de crecimientos anormales de tejido son señales de alerta. Conforme pasa el tiempo, el pólipo crece y puede convertirse en tumor, lo que causa diversos problemas como obstrucción del colon, dolor abdominal o rectal, diarreas intermitentes, sangrado, pérdida de peso y anemia.

Lo alarmante es que, pese a que los síntomas son graves, algunas personas piensan que sufren gastritis, colitis o hemorroides, por lo que no reciben tratamiento por no contar con un diagnóstico adecuado. De ahí, el valor de realizar investigaciones como la antes citada que promuevan el desarrollo de futuros fármacos, junto con la detección y el tratamiento oportuno del cáncer de colon.

Con información de iScience, Medical News Today y Imss.gob

Foto: National Center Institute / Unsplash