La tecnología está cambiando la forma de consumir cannabis

El consumo de marihuana se ha sofisticado gracias al crecimiento explosivo que tiene la tecnología pero también la industria de la cannabis. Atrás quedaron los días en que el único dispositivo para fumarla era a través de una pipa de manzana o de un cigarro de papel.

Las innovaciones tecnológicas están enfocadas a mejorar el bienestar personal, por lo que los dispositivos te permiten no solo fumar marihuana, sino consumirla de maneras distintas. Y éstos aumentan conforme avanza la legalización con fines recreativos.

Así que si eres aficionado a la cannabis, te gusta la tecnología o eres una combinación de ambos, vas a disfrutar de estos nuevos aparatos disruptivos en el consumo legal, que solo nos dan una visión de lo que está por venir en este ámbito.

Mantequilla al alcance de un botón

La empresa Keurigs transformó la manera de preparar al café al ponerlo a disposición con solo apretar un botón. Esto llevó a las marcas dedicadas al consumo de marihuana a repensar la forma de consumirla y el resultado fue la máquina de LEVO para hacer mantequilla o aceite de la planta.

El THC, la sustancia psicoactiva, únicamente se activa con el calor de cualquiera de estos productos de cocina, por lo que es necesario mezclarlos para poder cocinar.

Esta máquina te permite elaborar cualquiera de los dos con todo tipo de hierbas, aunque se fabricó específicamente para marihuana. Al apretar solo un botón, se acabó la mantequilla quemada o el desorden en la cocina, según los dichos de la empresa, que tiene su sede en Denver.

LEVo tiene un costo de 200 dólares y se puede lavar fácilmente, según presumen en la página de internet, donde la puedes comprar.

 

Un híbrido creado por ingenieros

Sus creadores cuentan que este vaporizador fue el resultado minucioso de un análisis de todos los vaporizadores que existían en el mercado, pero que no terminaban de convencer a los usuarios. El problema, dicen, es que ninguno de ellos lograba filtrar adecuadamente el líquido para que la vaporización funcionara adecuadamente.

Los ingenieros de la empresa Cloudious9 desarrollaron Hydrology9, un dispositivo con tecnología de punta, que más bien es un híbrido entre un bong y un vaporizador, con un diseño ultra moderno y fabricado con materiales de última generación.

Este dispositivo, dicen los fabricantes, es único y no tiene competencia en el mercado, por lo que vale la pena probarlo, sobre todo si eres un fumador con altas expectativas y al que le gusta probar nuevas experiencias, según señalaron los editores del portal KINDLAN, quienes ya lo probaron y le dieron su visto bueno.

Cultiva dentro de tu departamento

Por fuera parece un refrigerador pequeño, pero al abrir la puerta uno encuentra todo un sistema sofisticado de hidroponía para sembrar la planta de marihuana de manera discreta pero con lo necesario para mantener el cultivo casero.

Los sistemas autónomos de cultivo en casa son una realidad. Si bien comenzaron a tener auge hace dos años, con el paso del tiempo —y la demanda— se han sofisticado y actualmente existe una gran variedad en el mercado.

Los precios van desde los 300 hasta los 900 dólares, dependiendo del sistema que se utilice, aunque la mayoría de estos dispositivos tiene sistema de riego, temperatura controlada, luz fluorescente y sistemas de ventilación.

Lo mejor es que casi todas las empresas entregan el aparato con semillas, bulbos, macetas, tierra y abono con nutrientes, todo lo que necesitas para empezar a sembrar tus plantas de inmediato.

Discreción absoluta

Los vaporizadores han alcanzado un nuevo nivel sensualidad para el usuario, pero también un alto nivel de discreción. Atrás quedaron las pipas de cristal o de madera; lo de hoy son los dispositivos que parecer plumas de lujo, un lápiz labial o un cigarrillo electrónico, que resguardan de los curiosos su afición a fumar.

Uno de los más vendidos en el mercado es el vaporizador Indica, que tiene forma de un encendedor Zippo y cabe en el bolsillo, pero tiene una tecnología que le permite llegar a más de 200 grados Celsius y además contabiliza las inhalaciones, ya que tiene capacidad para 20 fumadas.

Además, estos nuevos dispositivos no sacan humo, lo que hace que el olor característico de la marihuana se mantenga alejado de los curiosos.

Si bien, no están disponibles en todos los mercados, es fácil comprarlos a través de internet, donde cada día hay modelos más novedosos y más discretos.

Apps para todo (y para todos)

Con el avance tecnológico y la despenalización de la marihuana en muchos lugares, los desarrolladores de apps han aprovechado este mercado para desarrollar distintos tipos, que atienden las diversas necesidades de los usuarios.

Hasta ahora, estas aplicaciones para celulares te permiten ubicar las tiendas donde puedes comprar hierba, como Leafly, que además de darte la ubicación de los dispensarios te dice qué tipo de plantas puedes conseguir en ese lugar y si son las adecuadas para combatir el problema de salud que tienes.

GrowBuddy te ayuda a mantener tu cultivo casero en buen estado, con alarmas que te recuerdan regar tus plantas; mientras que Weed Scale 4.20 —disponible únicamente en Android— te permite pesar tu hierba al momento de comprarla para asegurarte que el vendedor te dio la cantidad correcta.

Además de las de consumo recreativo, existen otras como EazeMD, que te permite tener una consulta en tiempo real con un médico familiarizado con los tratamientos basados en cannabis. La consulta te cuesta 30 dólares y solo está disponible en California, pero esperan expandirse en el resto de los estados donde la marihuana medicinal ya es legal.

Cada día aparecen más aplicaciones, aunque los usuarios creen que sería muy útil tener una que pueda medir cuánto cannabis has fumado, que envíe alertas de si es seguro conducir o cocinar, además de que te diga si tu bienestar físico o mental está siendo afectado por tu consumo.

Discusión