Legalización acabó con muertes por sobredosis

- Por

De acuerdo con la ONU, la legalización acabó con muertes por sobredosis de marihuana en EE.UU. y se incrementó el consumo de cannabis.

El Informe Mundial sobre Drogas 2017, elaborado por la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (ONUDD), reveló que el consumo pasó de 6.2% en 2012 a 8.3% en 2015. Sin embargo, no se ha registrado una sola muerte por el uso de esta hierba.

El documento, elaborado con estadísticas de 2015, señala que la cannabis es la droga que más se consume, la que más se cultiva y la que se confisca en mayor número en todo el mundo.

Datos recabados por el organismo internacional indican que 3.8% de la población a nivel mundial utilizan esta droga, que significa alrededor de 183 millones de personas, cifra por encima de los consumidores de opio cocaína, anfetaminas, y éxtasis.

Además de ser las más consumida, es la droga por la cual hay más personas en rehabilitación. El informe señala que 39% de aquellos que acuden a un tratamiento de rehabilitación lo hacen por fumar marihuana.

En Estados Unidos el uso de marihuana se incrementó en los últimos años, luego de que los estados comenzarán a legalizar su uso; hoy en día hay nueve estados que permiten el consumo recreativo y 21 más que permiten el uso medicinal.

“La aprobación de las regulaciones ha ocurrido en medio de un ambiente de aumento general en el consumo de cannabis. El reto ahora es medir el impacto de estas medidas en la salud”, señala el documento.

Legalización acabó con muertes por sobredosis

La ONUDD recabó información de la Encuesta Nacional sobre Uso de Drogas y Salud (NSDUH por sus siglas en inglés) y encontró que los jóvenes de 18 años tienen la percepción de que consumir cannabis no representa un riesgo para la salud, ya que el mismo gobierno ha autorizado su uso para el uso medicinal y los medios le han dado una amplia cobertura a estos debates.

Desde 2008 ha existido un incremento consistente en el consumo de esta droga entre la población mayor de 12 años, sobre todo en los estados donde se permitió el uso y cultivo de cannabis para el uso recreativo de los adultos.

En esos estados se encontró que el uso de cannabis es mayor que el promedio general en toda la Unión Americana, aunque esto no es generalizado.

De acuerdo con estudios realizados en Washington, los estudiantes de octavo y décimo grado aumentaron su consumo de marihuana después de que se legalizara su uso con fines recreativos. En cambio, en Colorado las cifras se mantuvieron estables e incluso disminuyeron en algunos casos.

No obstante, el estudio también señala que el consumo entre la población estudiantil en los estados donde no se ha legalizado la marihuana con uso medicinal se mantiene igual que en los estados donde ya se aprobó.

A pesar del crecimiento en el consumo, el organismo internacional no encontró registro de una sola muerte que estuviera relacionada con la cannabis.

Legalización acabó con muertes por sobredosis

El documento señala que hubo 190 mil 900 muertes relacionadas con el uso de drogas, aunque la cifra puede estar subestimada, admite el estudio. No obstante, la mayoría de las muertes están relacionadas con sobredosis por el uso de opiáceos, situación que sigue en aumento conforme pasan los años.

En Europa se contabilizaron las visitas a los servicios de urgencia y se encontró que 16% de los casos tenían que ver con pacientes que habían fumado marihuana, pero no pudieron contabilizar una muerte que estuviera relacionada con el tema.

La más incautada

La legalización de la marihuana se está extendiendo en Estados Unidos y en el mundo, pero el mercado ilegal todavía sigue siendo muy grande.

El informe encontró que la cannabis es la droga que más se produce de manera ilegal en todo el mundo y la que más incautaciones por parte de la autoridad tiene. Un seguimiento de la ONUDD revela que estas incautaciones se realizaron en 164 países.

En el último año se recolectaron seis mil toneladas de hierbas de cannabis y mil 300 toneladas de resina de cannabis en el mundo. Más de la mitad de los operativos se realizaron para recolectar plantas, flores y resinas.