Estas leyendo: Las personas con estudios y buenos salarios son las que más consumen cannabis en California

Las personas con estudios y buenos salarios son las que más consumen cannabis en California

California está aprovechando el tema de la cannabis a un nivel asombroso. Las personas están familiarizadas con el tema, lo apoyan e incluso solicitan cada vez más apertura. En el caso de San Francisco, la ciudad más poblada y tecnológica del estado, las cosas van aún más rápido.

Una encuesta reciente elaborada por Eaze, una app dedicada a la entrega de cannabis medicinal a domicilio, ha demostrado que los californianos invierten grandes cantidades de dinero en esta planta. Sobre todo los hombres con estudios y buenos salarios.

La encuesta importa y destaca al mostrar cómo los prejuicios contra la cannabis están quedando atrás. Sobre todo los estereotipos. Muchos políticos y organizaciones conservadoras argumentan que las personas que consumen marihuana tienen vidas ligadas a la violencia, la pobreza o el crimen. Pero los datos de Eaze revelan algo muy distinto.

En principio, las estadísticas muestran que los consumidores de Eaze son hombres en su mayoría (casi un 66%), que tienen al menos una licenciatura universitaria (50%) y sobre todo un empleo formal (91%).

Esta startup, que funciona a través de una app, se especializa en entregar cannabis medicinal a domicilio (de la misma manera en la que funcionan las pizzas a domicilio). Se enorgullecen en decir que están solucionando los problemas de accesibilidad, ya que, después de ordenar marihuana desde su plataforma, el paquete llega en menos de veinte minutos.

Con esta inmediatez, Eaze se ha consolidado en el mercado de la cannabis californiana como una de las mejores opciones para hacerse de esta planta en San Francisco. Y es que sus clientes están realmente enterados de los beneficios médicos del producto.

Muchos de ellos tienen entre 22 y 34 años de edad y gozan de salarios que van desde los 75 mil hasta los 150 mil dólares anuales, confirma la encuesta. Con estas ganancias, el consumo responsable de cannabis medicinal los ha convencido de abandonar tratamientos alternos como los opiáceos u otros fármacos adictivos, así que invierten en una solución mucho más efectiva, dejándole a la industria cannábica del estado 1,700 dólares (unos 30 mil pesos) anuales por paciente.

La marihuana medicinal se impone

La encuesta de Eaze muestra que el 87% de sus usuarios han abandonado al alcohol para concentrarse en el consumo de marihuana para aliviar sus padecimientos. Y existe un contundente 94% de personas que disminuyeron el consumo de pastillas como Vicodin o Roxanol ante las bondades de la cannabis.

Es decir, se ha convencido totalmente a las personas de no sucumbir ante opciones que generen adicción. Este es uno de los más grandes aportes de la legalización de la cannabis medicinal, no solo en California, sino en todo Estados Unidos.

Y es que los consumidores de cannabis a través de Eaze son personas que padecen desde artritis, hasta migrañas, cáncer, SIDA, entre muchos otros padecimientos graves. “La accesibilidad es un derecho”, señala Keith McCarty, el hombre que fundó esta app en 2014.

Las miradas a futuro auguran que cada vez más personas optarán por los beneficios de la cannabis medicinal. Y no solo ellos, el estado de California, uno de los más abiertos en cuestión política, está considerando legalizar el uso recreativo de la marihuana para 2018.

Así que los estereotipos sobre los consumidores de cannabis quedarían prácticamente disminuidos. Sobre todo porque quienes consumen han demostrado su conocimiento sobre las bondades de la planta en el ámbito medicinal. Lo que extendería la cultura general sobre la marihuana cuando el consumo recreativo se apruebe. La encuesta de Eazy es un ejemplo contundente: se fuma de manera responsable, y son personas educadas y con dinero las que lo están haciendo.

Discusión