Plantón 420 puso fin a la clandestinidad en México

- Por

Plantón 420 finalizó con la clandestinidad al erigirse como la primera plantación de marihuana visible en México, luego de 100 años de prohibición.

Plantón 420 

Este espacio se ubica en el cruce de Reforma e Insurgentes, dos de las principales avenidas de la Ciudad de México. También es conocido como el Jardín Cannábico Louis Pasteur, una plantación que es un lugar seguro para el consumo de marihuana.

Cabe destacar que este proyecto surgió en junio de 2019, como una forma de protesta ante el lento avance de la legislación pro cannabis. Desde entonces, diversos colectivos se han organizado en la lucha.

La idea de cultivar diversas plantas de cannabis en las afueras del Senado de la República se ha desarrollado de manera eficaz. Incluso, a poco más de un año de su inicio y pese a la pandemia, hay varios frutos.

Es preciso mencionar que la propia pandemia hizo que desde hace cinco meses el cannabis crezca frondoso.

Plantón pro derechos políticos 

Asimismo, lo interesante de este espacio es que los usuarios pueden ejercer sus derechos políticos, manifestarse a favor de la regulación de la marihuana y en contra de la criminalización de su consumo.

De esta forma, Plantón 420 se considera como una movilización política; de ahí el vocablo de plantarse y también de plantar (cultivar). Este hecho busca reivindicar la decisión de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) respecto al desarrollo de la libre personalidad y al derecho al consumo y cultivo con fines personales.

Las plantas sembradas en febrero pasado, actualmente, se encuentran muy frondosas; algunas como la denominada María Sabina alcanzan una altura de 2.5 metros.

El Plantón 420 contiene 350 plantas de marihuana, además de dos jardineras con matas.

El fin de la clandestinidad

Asimismo, es preciso indicar que no todas las matas de marihuana fueron sembradas de forma intencional, sino que muchas crecieron por casualidad.

Lo anterior se produjo debido a que, durante las protestas de 2019, muchos manifestantes tiraron las colillas de sus cigarros sobre la tierra de este espacio. Este acto dio origen al crecimiento de nuevas plantas.

Por ello, mientras las autoridades siguen postergando la reforma de ley, el Plantón 420 ofrece seguridad a los fumadores. Resguardados por dos policías, los consumidores que ingresan al lugar cuentan con 30 minutos para fumar sin restricción.

Para ingresar al Plantón 420 es necesario seguir las medidas sanitarias como uso obligatorio de cubrebocas, sanitización del calzado, despacho de gel antibacterial y sana distancia.

Reglas del Plantón 420

El lugar se encuentra funcionando en dos horarios: de 11:00 a 15:00 y de 16:00 a 20:00 horas.

A decir de Leopoldo Rivera, integrante del Movimiento Cannábico de México, fumar marihuana en el Plantón 420 elimina la criminalización de los consumidores. «Hay muchos marihuanos en la ciudad que no tienen donde fumar porque la gente los señala. Ya queremos que acabe eso. Los invitamos a todos a salir del closet», señaló Rivera en entrevista con el diario El Sol de México.

Más plantones 

El colectivo para el que labora Rivera ofrece conferencias gratuitas y sesiones educativas en la CDMX, con el objetivo de explicarle a la gente que consumir marihuana no crea delincuentes.

«Ser usuario de marihuana no nos hace delincuentes; la mayoría trabajamos, pagamos impuestos, somos gente normal. Solo nos gusta la marihuana como a quien le gusta el fútbol», explicó el activista.

Asimismo, Rivera dijo que el gran sueño de su organización es que los plantíos puedan replicarse en otras zonas de la ciudad y en otros estados de la República Mexicana. «Apelamos al consumo responsable; los usuarios son gente que trabaja y que estudia. Apelamos a ese tipo de uso», enfatizó Rivera.

Con información de El Sol de México y LaDosis.org

Foto: Shelby Ireland / Unsplash