Marihuana medicinal para estrés post traumático

- Por

El proyecto de ley designado como S5629, sería el que sumaría al listado para tratamiento con marihuana al síndrome de estrés pos traumático.

Actualmente, la marihuana medicinal puede ser utilizado en Nueva York para tratar una escasa cantidad de enfermedades y afecciones de carácter grave y crónico, como son el cáncer, el VIH- SIDA, esclerosis lateral amiotrófica (ELA) o enfermedad de Lou Gehrig, la enfermedad de Huntington, la enfermedad de Parkinson, los distintos tipos de epilepsia, algunos clases de lesiones de la médula espinal y la esclerosis múltiple (EM). En diciembre del año pasado, el estado agregó el dolor crónico a este breve listado.

El proyecto de ley

El proyecto de ley, designado como  S5629, sería el que sumaría al listado para tratamiento con marihuana al síndrome de estrés pos traumático (PTSD), después de concluir la votación que lo dio por ganador con un contundente 50 a 13, según lo informó la organización Marijuana Policy Project.

Por su parte, la decisión que ha tomado la Legislatura de añadir marihuana medicinal para estrés post traumático en Nueva york, está siendo objeto de un mayor análisis a nivel federal, entre cuyos miembros existen varios opositores.

De ser aprobado este proyecto de ley, el  PTSD se agregaría a la lista de condiciones y enfermedades que califican para el programa de marihuana medicinal vigente en Nueva York.

Marihuana medicinal para estrés post traumático

Los que están a favor y en contra

El Secretario del Departamento de Asuntos de Veteranos (VA) David Shulkin dijo este mes que la marihuana medicinal para estrés post traumático en Nueva york, podría ayudar a los veteranos con sus severos problemas de salud, dentro de ellos el PTSD, y expresó además que se verán los resultados de los estudios que se están llevando a cabo sobre los efectos que la marihuana medicinal en aquellos veteranos que padecen de esta condición médica en particular.

A comienzos  de este mes, Bob Becker, presidente legislativo del Consejo Estatal de las Organizaciones de Veteranos declaró a The Daily News: «Creo que es hora de que empezar a cuidar de las personas que tienen trastorno de estrés postraumático,» como una clara forma de apoyo al proyecto de ley sobre marihuana medicinal para estrés post traumático en Nueva york.

Como resultado de esta declaraciones y el apoyo obtenido por los veteranos,  la Asamblea legislativa, que es controlada por los demócratas, aprobó la medida a principios de este año. La senadora que promueve este proyecto, Diane Savino, si bien sabe que cuenta con el apoyo irrestricto de aquellos que defienden a los veteranos, había estado realizando cierta presión al Senado para apoyar su proyecto.

Según Savino: «Este proyecto de ley traerá alivio real a muchos neoyorquinos que sufren de TEPT. Veteranos, víctimas de delitos violentos, policías y bomberos y otros pueden beneficiarse potencialmente del TEPT que se agrega a la lista de condiciones médicas elegibles para el programa de cannabis medicinal del estado”.

Marihuana medicinal para estrés post traumático

«Los pacientes en el estado de Nueva York deben tener la opción de probar lo que funciona para ellos», dijo Savino.

La  asesora legislativa del Marijuana Policy Project, Kate Bell, manifestó su total apoyo a la medida, al afirmar  que «los legisladores estatales están defendiendo a miles de neoyorquinos que sufren de PTSD y podrían beneficiarse de la marihuana medicinal. Esperamos que el gobernador Cuomo haga lo mismo y firme esta importante legislación. Con un solo toque de su pluma, puede ayudar a innumerables personas a encontrar alivio”.

Aunque el Senado aprobó el proyecto de ley presentado por Savino, no fue sin la existencia de un grupo opositor dentro de los votantes.

El senador Thomas Crocci, presidente del comité de veteranos del Senado,  argumentó que no existía una evidencia que fuera suficiente como para  probar sólidamente que la marihuana medicinal puede resultar útil en el tratamiento del TEPT.»Creo que somos prematuros», expresó Crocci.

Después de la aprobación por parte del Senado, este proyecto va a ser revisado antes que por el gobernador Andrew Cuomo, por su portavoz Rich Azzopardi, donde no se sabe a ciencia qué decisión tomará.

Por su parte, el Fiscal General norteamericano Jeff Sessions es un férreo opositor al consumo de marihuana en el estado.

Es evidente que uno de los grupos más afectados por el PTSD como son los veteranos de guerra se está haciendo oír con respecto a este proyecto de ley, que al parecer gozaría de un importante grupo de simpatizantes para que se apruebe la medida. Mientras tanto, el documento duerme un sueño, no sabemos qué tan prolongado ni profundo, en el escritorio del gobernador.