MediPen la marca de vaporizadores está impulsando la investigación de la cannabis en Reino Unido

- Por

En el Reino Unido se están esforzando por impulsar la innovación en torno al uso de cannabis medicinal. Una de las marcas británicas más exitosas de esta industria, MediPen, acaba de crear un centro de investigación de más de 500 metros para esta tarea; además, está a disposición de todos los interesados en ahondar en el tema.

MediPen es una empresa reconocida en el continente europeo, especializada en la creación de vaporizadores de calidad premium completamente legales. En un país que condena hasta con catorce años de prisión a quien cultive marihuana en casa, enfocarse en esta industria es un poco complicado. Lo que hace MediPen es trabajar hasta el momento con cannabidiol (CBD), un componente no psicoactivo de la marihuana. Actualmente están en el proceso de obtener una licencia del Ministerio del Interior que amplíe sus posibilidades.

Lo que busca esta compañía con el nuevo centro de investigación es poder trabajar con otros compuestos controlados de la cannabis. La idea es trabajar en la planta con el mayor detalle posible, siempre preservando la labor de investigación. Uno de los compuestos a estudiar es el famoso THC (tetrahidrocannabinol), que se buscará aprovechar para elaborar fármacos eficientes destinados a pacientes con cáncer en el Reino Unido.

En 2016, el NHS (National Health Service) del Reino Unido aceptó avalar, por primera vez en su historia, los vaporizadores de MediPen, lo que marcó un precedente muy importante para el diálogo entre el gobierno y las marcas de la industria de la marihuana.

Fuente: Medipen

Y es que el tema de la legalización de la cannabis en el Reino Unido parece alargarse cada vez más, algunos apoyan firmemente la idea y otros más se aferran a ese conservadurismo británico que no cede ante nada. Actualmente, la balanza parece inclinarse del lado correcto. La ex secretaria de Estado, Jacqui Smith, aseguró en su momento que se debe “superar el prejuicio y todo lo negativo, y crear una nueva estrategia sobre las drogas que realmente funcione en el Reino Unido”.

El interés por aprovechar el ascenso y consolidación de la industria cannábica también está impactando en grandes empresas británicas como Imperial Tobacco, quienes han contratado a Simon Langelier, experto en temas de marihuana medicinal, para que se incorpore a su directorio como director no ejecutivo. Esto se traduce en un afán por conocer bien la industria y querer adueñarse de varios millones posibles en un futuro cercano.

Esfuerzos enormes como los de MediPen y su centro de investigación están levantando la mano para convencer a la autoridad de que la cannabis es algo que puede ayudar a la nación, sobre todo a sus posibles pacientes que tienen que pagar actualmente grandes sumas para acceder a productos derivados de la cannabis para aliviar sus síntomas.