¿Te gustaría imprimir golosinas de cannabis en tu impresora 3D? Ya es posible

- Por

El futuro ha llegado y dos industrias que parecían totalmente ajenas se están uniendo en un producto tan interesante como novedoso. Se trata de Potent Rope, un filamento de impresión 3D comestible creado por unas jóvenes hermanas de California.

Este dúo está desarrollando un producto pionero que sin duda dará de qué hablar en el enorme entramado de la industria cannábica estadounidense. Ashley Herr y Paige Colen han desarrollado un filamento completamente comestible que contiene la dosis exacta de cannabis para que las personas en casa puedan imprimir todo tipo de golosinas con este importante ingrediente extra.

Las hermanas no son nuevas en la industria de la marihuana. Con diez años trabajando en en el entorno medicinal de la planta, han decidido incursionar en esta nueva tecnología para proveer de creatividad y cannabis a sus consumidores.

Las opciones son ilimitadas, señala Paige Colen, “¿qué te parecería crear una impresión 3D de una torre Eiffel o un cohete comestible elaborado con marihuana?”. La creatividad es el factor clave que buscan explotar estas empresarias con Potent Rope.

Para las personas que saben poco del funcionamiento de las impresoras 3D, estas funcionan a base de distintos materiales para crear todo tipo de objetos en tres dimensiones. Pueden ser desde plásticos, polímeros, hasta materiales como el azúcar o en este caso, un filamento con una pequeña dosis de cannabis. “El usuario puede incluir una dosis precisa de esa sustancia”, agregan.

Ashley Herr y Paige Colen, creadoras de Potent Rope

Potent Rote se produce en dos tamaños estándar de filamento, en 3 y 1.75 milímetros, y se puede utilizar en cualquier impresora 3D estándar. Es completamente seguro, ya que está fabricado con un termoplástico soluble en agua aprobado por la FDA (Administración de Alimentos y Medicamentos, por sus siglas en inglés).

Para muchas personas la idea de comer termoplástico no suena muy atractiva. Pero este elemento está presente en bastantes alimentos, bebidas y productos comunes que nos llevamos a la boca, como vino, cerveza o el propio hilo dental. Así que no hay riesgo alguno de comer estas creaciones impregnadas de cannabis.

La impresión 3D está en auge

La industria de la impresión 3D ha ido en aumento, creciendo anualmente un 29% desde 2012. Mientras los costos son cada vez más económicos y el acceso a esta tecnología llega a cada vez más personas, la idea de incursionar con cannabis en esta industria era inevitable.

Las personas pueden comprar Potent Rote eligiendo algún tipo de planta o sustancia específica, ya sea Sativa, Indica, CBD (cannabidiol) o THC (tetrahidrocannabinol). Esto resulta realmente interesante para muchos pacientes que recurren a tratamientos con cannabis medicinal. Sobre todo en niños, en donde las pastillas o vaporizadores no son tan amables visualmente como un objeto divertido y comestible creado en impresora 3D.

Si algo significa esta posibilidad es libertad. El consumidor puede literalmente imprimir su dosis con la forma que desee y en la cantidad que considere necesaria. Algo que muchos dispensarios no permiten y que le introduce un apartado lúdico al acto de consumir esta planta.

“En cuanto a lo que los consumidores pueden crear, esperamos por lanzar nuestros diseños específicos de dosificación para finales de año, ya que también hay un número creciente de impresoras 3D que ofrecen software de código abierto”, señala Colen, dejando claro que cualquiera podrá imprimir una figura divertida que la empresa haya creado.

Con más de 28 estados permitiendo la cannabis medicinal, Estados Unidos está generando miles de millones de dólares en esta industria, así que cualquier idea tiene cabida en esta nación llena de dólares e interesados. Las creadoras de Potent Rote lo saben y por eso apuestan con fuerza para imponerse en el mercado ante la poca o nula competencia.

Así lucen las tiras de Potent Rope

Por lo tanto, están absolutamente seguras de que el futuro de las impresoras 3D explotará en unos años, al punto de que cada familia tenga una o más en casa. Con perspectivas como esta, juntar la cannabis con tecnología 3D en estos momentos suena tan arriesgado como necesario.

“Potent Rope estará disponible en Maryland, Nevada, Massachusetts y California en los próximos meses. La política sobre la cannabis varía de estado en estado y por eso debemos adaptar nuestro productos según los requerimientos de cada lugar”, señalan.

Ya superado en distintos puntos el tema de la legalización de la cannabis medicinal y recreativa, el siguiente boom empresarial está en los diversos productos con cannabis que atraerán a los consumidores en un futuro próximo. Apuestas como esta nos dejan claro que dar un paso más adelante puede significar asegurarse un lugar dentro de las grandes empresas cannábicas que dominarán el juego en poco tiempo.