Cannabis y CBD podrían ayudar con el estigma de las enfermedades mentales

- Por

Tan solo en Estados Unidos hay millones de personas que tienen problemas con su salud mental. Muchas veces no se han diagnosticado o el diagnóstico es incorrecto. Aquellos que sufren estos problemas permanecen en silencio debido al estigma que rodea a la depresión, la ansiedad y otros desórdenes psiquiátricos.

Olivia Alexander, la fundadora de Kush Queens, declaró que es difícil aceptar que a veces para lidiar con la vida cotidiana necesita un poco de cannabis. El CBD y el cannabis contribuyeron a reducir los síntomas del trastorno bipolar que sufre. Es decir, ella descubrió que podía ser más exitosa al utilizar cannabis, que cuando no.

Sin embargo, otros doctores como la Dra. Elinore F. McCance piensa que el consumo de cannabis tiene riesgos para la salud mental. En un post en el 2018, la doctora aseguró que: «Como psiquiatra clínica que se especializa en adicción, como alguien comprometida en el tratamiento de personas con abuso de sustancias, como una estadounidense preocupada; no puedo expresar qué tan subestimados están los riegos y las consecuencias del consumo de la mariguana, en el diálogo nacional».

Entre los riesgos considerados por la doctora se encuentran un decremento en el IQ y predisposición para las enfermedades mentales. Sin embargo, un estudio con adolescentes consumidores realizado en el año 2016, en Reino Unido, demostró que el consumo de cannabis no afectó a ningún adolescente de esta área.

Según The American Association for the Advancement of Science, este estudio mostró que los adolescentes que consumían mariguana perdieron cuatro puntos de IQ, sin embargo, sus hermanos gemelos que no consumían también mostraron esta pérdida. Es por eso que la causa tuvo que ser algo distinto al cannabis.

El estigma que rodea a las enfermedades mentales

The National Alliance for Mental Illness ha compartido poderosas estadísticas sobre la salud mental. Cada año al menos 1 de cada 5 adultos en los Estados Unidos experimenta una enfermedad mental. Esto es 46.6 millones de personas. Las enfermedades mentales más graves generan pérdidas al país de más de 193.2 miles de millones de dólares de ganancias, al año.

Además, 6.9 por ciento de los adultos en Estados Unidos, 16 millones, tuvieron al menos un episodio depresivo mayor en el último año. Sin embargo, solo el 41 por ciento de los adultos con una condición mental recibieron tratamiento y servicios en el último año.

Mientras que los que sufren una enfermedad mental severa, solo recibieron servicio el 62.9 por ciento. El suicidio es la décima causa de muerte Estados Unidos y la segunda en personas de los 10 a los 34 años.

Tal vez sea una exageración decir que el cannabis sea la solución al estigma de la salud mental. Sin embargo, ha sido poderoso el iniciar la conversación sobre este tema, ya que este puede ser el inicio para que muchas personas puedan sanar. La percepción del uso de CBD y cannabis está cambiando, y cada vez hay más personas dispuestas a utilizarlo para tratar dolor, ansiedad y síndrome de estrés postraumático.

Es importante abrir la conversación

Tanto la mariguana como los problemas mentales han sido ampliamente estigmatizados. Pero para abrir el panorama a veces solo falta iniciar una conversación al respecto. La tienda Twisp House of Cannabis, en Washington, recientemente contrató a una mujer de 74 años llamada Sonja, ya que se dieron cuenta de que los clientes mayores querían hablar con alguien que compartiera su experiencia.

Compartir nuestras experiencias con problemas de salud mental y abriéndonos hacia nuevas posibilidades de curación, pueden ser una respuesta para eliminar el estigma tanto de las enfermedades mentales como de lo que el cannabis puede hacer por nosotros.

Con información de The Growth Op.