Estas leyendo: Empresas cannábicas de Israel se alistan para exportar

Empresas cannábicas de Israel se alistan para exportar

Israel es otro de los países que están alistando su mercado para la revolución cannábica. Con la planta legalizada en 30 estados de la nación americana, para uso medicinal, y en ocho estados para el uso recreativo, Estados Unidos ha consolidado uno de los mercados más grandes, y de mayor crecimiento de este nuevo commodity; e Israel pretende sumarse a la contienda.

Con una ordenanza a punto de pasar al senado de Israel, más de 700 empresas cannábicas de aquel país han aplicado sus propuestas al Ministro de Salud para poder vender y exportar productos cannábicos a todo el mundo.

Una de estas empresas, la más grande todo Israel, y quizá del mundo, es la Breath of Life Pharma, dirigida por Tamir Gedo. Su compañía es una de las ocho empresas del sector en Israel que ya comercializan productos a base del cáñamo. Su capacidad de producción ronda las ochenta toneladas al año.

Recientemente, en un recorrido de prensa, Gedo compartió a los reporteros las cualidades competitivas de su país al respecto de la producción de cannabis; y es que Israel recibe más de 340 días de sol al año, clima bajo el cual el cultivo de cannabis es ideal. “El costo de producción por gramo aquí en Israel sólo representa una fracción de lo que cuesta producirlo en Canadá”, afirmó Gedo.

Otra de las ventajas que tiene Israel como país, frente a otros en el sector, es que ha permitido el uso médico y científico de la planta, razón por la cual se ha convertido en un centro de investigación y desarrollo; en palabras del doctor Adi Aran, director de la unidad neuropediátrica del Centro Médico Shaare Zedek, en el país se han realizado ya exitosos estudios sobre pacientes pediátricos con autismo severo, y en adultos con diabetes.

Los asombrosos resultados de la planta sobre los pacientes, han impulsado una nueva dirección comercial en las empresas cannábicas israelitas; específicamente en la Breathe Of Life, sus planes para los próximos años incluyen el desarrollo de una múltiple línea de productos tanto médicos como recreativos, en los que se incluyen píldoras, inhaladores y comestibles.

Y junto con la compañía de Gedo, otras 700 pequeñas y medianas empresas del ramo, esperan de forma impaciente la aprobación de la ley que les permitirá la exportación de sus productos. La Ley llegará próximamente al senado israelita para su primera lectura.

Gedo y otros empresarios confían en que la posibilidad de la exportación se concrete alrededor del próximo año. La preocupación más grande los políticos, es que la proliferación del mercado legal de marihuana sea un incentivo para las mafias, y la producción de la planta de infiltre hasta sus manos, y de ahí llegue a los niños.

Sin embargo, la ley que permitirá la exportación recibe apoyo importante de los primeros oficiales de Israel, dos de los más destacados: Moshe Kahlon, el primer ministro de Finanzas, y Yaakov Litzman, primer ministro de Salud. Por otro lado, su más poderoso detractor, es Gilad Erdan, primer ministro de Seguridad.

Erdan es el primer preocupado en que la marihuana no llegue a manos de los traficantes: en una carta escrita por él, y enviada a Kahlon el mes pasado, según los medios israelitas, Erdan escribió: “los beneficios económicos de la exportación de productos a base cannabis no justifica el riesgo que se corre si la planta llega a manos de las mafias, quienes, estoy seguro, la venderán a los niños”.

Activistas y empresarios confían, no obstante, en que ley se apruebe, y en que sus efectos sobre las calles no sean tan devastadores como los que pronostica su primer ministro de seguridad.

Discusión