Estado de México primera entidad en ofrecer tratamientos de cannabis

- Por

Gracias a las gestiones del gobernador Eruviel Ávila Villegas, en calidad de coordinador de la Comisión de Salud de la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago), el Estado de México será la primera entidad de nuestro país en ofrecer tratamientos de cannabis medicinal, luego de que se creara un marco regulatorio en nuestro país para el uso médico e investigación de la marihuana.

Serán once personas las primeras beneficiarias de la medida instaurada por el gobierno del estado; como pacientes de cáncer y epilepsia, recibirán los tratamientos de manera gratuita y permanente, o hasta que así lo requieran. Y es que la medida impulsada por Ávila Villegas trascenderá su gestión pronta a finalizar.

La intención del mandatario es que su entidad se ponga a la vanguardia en este tipo de medidas –que poco a poco irán penetrando a lo largo y ancho del país; de hecho Monterrey fue la primera en recibir una empresa dedicada a la producción y distribución de esos tratamientos– y que de esta forma aquellos pacientes de enfermedades crónico degenerativas puedan mejorar su calidad de vida.

La noticia se dio en el marco de la inauguración del Centro de Salud “Cañada”, en Temoaya. Ahí, el gobernador expresó su congratulamiento por el suceso, pero también reconoció la gestión del presidente de la república, que aprobó la medida en abril de este año, dando un paso hacia adelante en el desarrollo del debate cannábico en México.

“Quiero reconocer al gobierno federal que encabeza Enrique Peña Nieto, pero también a la Secretaría de Salud y a la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), que a lo largo de todo este proceso nos han brindado su apoyo y atención para concretar este programa de tratamientos con cannabis”, dijo.

Dejó claro, por otro lado, que la procedencia del medicamento es extranjera, y llega por importación a nuestro país; los trámites necesarios para gestionar el permiso fueron hechos por el propio gobernador a través de la Conago. De igual forma se anunció que no sólo se ofrecerán gratuitamente los tratamientos, sino que también apoyará la obtención de permisos de importación y adquisición.

De los once pacientes que estarán recibiendo los tratamientos, hay dos niños y nueve adultos, que son atendidos en el Instituto de Salud del Estado de México (ISEM), y en Instituto de Seguridad Social del Estado de México y Municipios (ISSEMyM), por epilepsia y cáncer, como se dijo arriba.

Es importante destacar que el medicamento suministrado a estos pacientes no tiene ningún efecto psicoactivo, ya que, como lo establece el propio marco regulatorio, está libre de tetrahidrocannabinol (THC), principal componente lúdico de la planta; en cambio, los aceites y medicamentos utilizados en este tipo de pacientes están fabricados a base de cannabidiol (CBD) el componente medicinal de la marihuana, en una concentración menor a 1 por ciento.

Estado de México: pionero

Los permisos que ahora celebra la entidad fueron tramitados desde finales del mes pasado, cuando el nuevo marco regulatorio fue aprobado. En su momento, el gobernador Eruviel Ávila fue de los primeros en celebrar la medida.

“Celebramos de cabo a rabo todo el proceso que impulsó el presidente de la república, y donde participaron tanto las cámaras del Congreso de la Unión como la de diputados, y el Senado de la República. Fue una iniciativa muy horizontal; con este reglamento, nuestro país se suma a otros países de América que han aprobado el uso de medicamentos a base de cannabis”, dijo en su momento, y añadió:

“El Estado de México será una de las primeras entidades en ofrecer este tipo de tratamientos, especialmente para nuestros niños con cáncer y epilepsia; estamos actuando para que una vez aprobado el reglamento y una vez aprobados los permisos de importación, tengamos ya la oportunidad de utilizar estas alternativas medicinales”.

Desde entonces, las dos instituciones más grandes de salud del estado fueron instruidas por el gobernador para que se alinearan a la incitativa: tanto el ISEM como el ISSEMyM trabajaron, y trabajan, de la mano de la Cofepris para la implementación y buen desarrollo de la nueva medida.