Fitnes y marihuana: surge una nueva generación de atletas | Nación Cannabis

Fitnes y marihuana: surge una nueva generación de atletas

- Por

El fitnes y la marihuana, así como cualquier otra droga, han sido vistos a lo largo de la historia del deporte como polos opuestos. ¿Quién se imaginaría que esta planta podría potenciar el rendimiento de los atletas?

La apertura en la mentalidad de las nuevas generaciones así como una actitud más relajada en las leyes que prohibían el cannabis han ayudado a que la marihuana medicinal y recreativa se implemente en diversas áreas.

Al tiempo que esto ocurre en varios países del mundo, vemos surgir a una nueva clase de atletas (mejor dicho, cannatletas), profesionales que practican sus respectivos deportes bajo el efecto del cannabis.

Cannatletas y los beneficios del alto rendimiento

Los cannatletas, como lo indica su nombre, son atletas a favor del consumo de marihuana en el deporte. Y, de acuerdo con el sitio Mota Radio, lo hacen por varias razones, a pesar de que la concentración y la coordinación se ven comprometidas.

El alivio del dolor es uno de los principales pilares de esta práctica; otro es la conexión entre el cuerpo y las emociones.

Un consumidor de marihuana, por experiencia propia, tiene la certeza de que al estar bajo los efectos de esta droga en particular, las actividades que usualmente se disfrutan son doblemente satisfactorias.

Fumar cannabis no solo ayuda a que los músculos rígidos se relajen, sino que pone a la mente y a los sentidos en un estado óptimo para vivir más intensamente el entrenamiento.

Los atletas fitness consumidores de cannabis alegan que es mejor para el organismo fumar un porro que llenarse de anabólicos y de otros tipos de esteroides para el entrenamiento rutinario en el gimnasio.

Las drogas químicas son reconocidas por ser nocivas para la salud a largo plazo.

Fitness cannábica: ¿en qué medida se recomienda?

El organismo de cada atleta, como el de cada ser humano, reacciona de manera distinta. La resistencia a la marihuana no es la excepción, ya que cada atleta debe tener en cuenta la dosis que funciona para su cuerpo.

¡Se recomienda siempre la presencia de un guía o instructor!

Power Plant Fitness, en San Francisco, fue el primer centro deportivo cannábico, a finales de 2017. El establecimiento auxiliaba a los deportistas consumidores de cannabis para intentar integrar a la planta en su entrenamiento.

Hoy en día, más centros cannábicos defienden este tipo de entrenamiento.