¿Puedes drogarte con el humo de marihuana de otras personas? | Nación Cannabis

¿Puedes drogarte con el humo de marihuana de otras personas?

- Por

Al estar cerca de personas fumadoras de cannabis, el humo que queda en el ambiente también puede ser aspirado. Si alguna vez te has preguntado si es posible quedar drogado solo aspirando este humo, la respuesta más probable es «sí».

El humo de marihuana contiene THC que, al ingresar a los pulmones, es absorbido para pasar a la circulación sanguínea.

En 1999, investigadores de The British Journal of Anesthesia explicaron que alrededor del 50 % de los cannabinoides de un cigarro con cannabis son absorbidos. Aunque esta cantidad varía de acuerdo con la cantidad de tiempo que dura el humo en los pulmones antes de expulsarlo.

personas fumadoras
Foto de: Pixabay

¿Cuánto THC expulsa el humo?

Farmacocinética de cannabinoides es un estudio publicado en 2005 en el que se explica que cada especie de cannabis tiene una concentración diferente de THC (del 0,3 % al 30 %).

Esto causa que, al fumarse, las concentraciones de THC que llegan a la circulación sanguínea varíen. Además, fumar es ya de por sí una actividad muy individual, por lo que es difícil de medir. Sin embargo, se acepta que en general la biodisponibilidad del THC es del 30 %.

Esto significa que la biodisponibilidad del THC contenido en el humo del cigarro no es del 100 %, en realidad solo se acerca al 30 % que, incluso, podría ser menor ya que la duración de la inhalación puede afectar la absorción. Sin embargo, el humo expulsado sí puede tener cantidades variables de THC.

¿Este humo es suficiente para drogarte?

Non-Smoker Exposure to Secondhand Cannabis Smoke II es un estudio realizado en el 2015, el cual reclutó a seis usuarios fumadores de cannabis y a otras seis personas que no fumaban.

En la primera fase del experimento, juntaron a las doce personas en una habitación pequeña y cerrada. Posteriormente, a cada fumador le dieron diez inhalaciones de humo de cannabis con THC al 11,3 %.

Durante una hora, los fumadores sentados en una mesa consumieron el cannabis con las personas no fumadoras. Al terminar, los participantes abandonaron la habitación desechando la vestimenta protectora, lavaron sus manos y rostros, y finalmente se analizó la sangre y la orina de los participantes separados en salas diferentes. 

En la segunda fase del experimento, se repitió gran parte de la primera fase, con la excepción de que ahora la habitación estaba ventilada. Al concluir, también se analizó la sangre y la orina.

Resultados

Finalmente, los resultados de los análisis revelaron que las personas no fumadoras encerradas en la habitación no ventilada tenían concentraciones de THC tanto en sangre como en orina detectables en pruebas antidopaje. También, se provocaron cambios en la frecuencia cardíaca, efectos subjetivos leves a moderados y cierto deterioro del rendimiento cognitivo/conductual.

A diferencia de la segunda fase, con la habitación ventilada, los niveles de THC en la sangre de los no fumadores no duraban por más de 30 minutos. Las pruebas de orina fueron negativas y no se provocaron cambios cognitivo-conductuales detectables.

Estar en un espacio bien ventilado con personas fumadoras no representa un riesgo, a diferencia de estarlo en un espacio reducido y cerrado.

Información de Leafly