7 razones por las que la marihuana debe ser legal

- Por

La marihuana ha estado en nuestro planeta desde hace siglos, pero todavía no se alcanza a entender al 100 % cómo funciona. Mientras tanto, el cannabis y sus derivados aún están rodeados por mitos y leyendas urbanas. Sin embargo, varios estudios e investigaciones científicas han encontrado incontables beneficios para el ser humano.

De acuerdo con Mercywellness, una organización dedicada a la distribución legal de cannabis medicinal, en años recientes, la opinión pública se ha volcado hacia una visión positiva de la sustancia. Sin embargo, todavía hay muchas personas que creen que no es más que una droga para “colocarse”, que es consumida por personas improductivas o delincuentes, que puede provocar alucinaciones fuertes, entre otros mitos.

A pesar de esto, el porcentaje de ciudadanos americanos a favor de la legalización se ha incrementado. Asimismo, el uso lúdico de la hierba es cada vez más aceptado entre la sociedad y se encuentra en la agenda de los gobiernos.

Pero, además de sus propiedades medicinales, ¿por qué legalizar el cannabis? Checa estas siete razones:

1. No existen casos de muerte por sobredosis

Uno de los mitos más populares en torno a la marihuana es que una sobredosis puede matar a alguien. Estudios recientes demuestran que se tendrían que consumir entre 20 000 y 40 000 veces la cantidad de THC en un porro para sufrir una sobredosis. En ese sentido, no existe registro de alguna persona que haya muerto por consumir cannabis.

2. Es más segura que otras drogas legales

Gracias a un estudio realizado por un equipo de expertos del Reino Unido se descubrió que la marihuana tiene menos efectos secundarios que otras drogas con mucha popularidad, como el alcohol y el tabaco.

Sumado a esto, muchos especialistas coinciden en que, si el consumo de marihuana creciera por encima del de bebidas alcohólicas o cigarros, los efectos adversos en materia de salud de los consumidores serían menores.

3. No es adictiva

Contrario a lo que mucha gente cree, la marihuana no genera adicción. Un estudio reveló que la dependencia a la sustancia oscila entre un 9 y un 10 %. Por otro lado, la heroína y la cocaína, tienen alrededor de 25 y 20 % de adictos, respectivamente.

4. Combate el insomnio

Muchos tipos de hierbas, como la Blackberry Kush, Grand Daddy Purple, Herijuana y Purple Nepal, han tenido resultados bastante prometedores en el tratamiento de trastornos del sueño. Un grupo de voluntarios que participaron en un estudio del Instituto Nacional del Cáncer (NCI por sus siglas en inglés) durmieron mejor luego de la ingesta de cannabis en espray.

5. No es el «rumbo» hacia drogas ilegales

Muchos detractores de la marihuana afirman que la gente que la prueba, consumirá otras sustancias. Un estudio encontró que personas que ingieren drogas ilegales potentes, consumieron antes alcohol y tabaco. Es decir, si bien son asiduos de la marihuana, no es la causa directa por la que cayeron en adicciones.

6. Beneficios medicinales

Esta quizá sea la prueba tangible por excelencia de por qué el cannabis y sus derivados deben ser legales, ya que no solo trae una serie de beneficios al organismo, como ya se mencionó, sino que no genera dependencia como otros medicamentos o drogas.

La marihuana es recetada para combatir distintos males, por ejemplo, desde náuseas hasta falta de apetito en enfermos de VIH y SIDA. Asimismo, la hierba es conocida por ayudar en la relajación muscular, espasmos y alivio del dolor crónico. El CBD abate células cancerígenas, ataques epilépticos y dolores por esclerosis múltiple.

Por si fuera poco, está comprobado que funciona como antidepresivo y para ayudar en la concentración a personas con déficit de atención, por mencionar algunos efectos positivos de la hierba.

7. Mejora la economía de toda una región

La marihuana legal implica derrame económica a nivel local y, en algunos casos, hasta nacional. Por ejemplo, en Estados Unidos se ha calculado una recaudación de 131.8 billones por impuestos entre 2017 y 2025. Por otro lado, los gobiernos gastan mucho dinero en leyes antimarihuana, particularmente, en costos relacionados con juicios.

Finalmente, legalizar la marihuana puede ayudar a crear millones de empleos, ya que incrementaría la demanda de profesionales: granjeros, cultivadores, procesadores, vendedores, distribuidores y toda la cadena de valor. Asimismo, puede impactar positivamente en la industria de la construcción y sus similares, debido al desarrollo de locales y outlets en los espacios públicos y plazas comerciales.

¿Conclusión? ¡Legalízenla!