Autocultivo y CBD, puntas de lanza de la industria cannábica en México

- Por

Un estudio realizado por Brightfield Group, firma líder de análisis predictivo e investigación de mercado para las industrias legales de CBD reveló que los productos con CBD y el autocultivo podrían dominar la industria cannábica en México.

El análisis denominado Entrando en el tema: CBD y Cannabis en Latinoamérica prevé que, si las condiciones del mercado mexicano son propicias y van de la mano con una regulación efectiva, para 2023 la industria legal del cannabis podría generar 258 millones de dólares.

El negocio del CBD en México

La investigación señaló que el mercado latinoamericano del cannabis está dominado por el uso del CBD, lo que otorga oportunidades para la exportación de productos crudos y una pequeña cantidad de importaciones farmacéuticas; aunque también para el autocultivo doméstico.

Según la consultora, la importación de productos con CBD sentó sus primeros pasos al éxito en México, con la venta de suplementos como RSHO-X Real Scientific Hemp Oil, comercializado por la firma Medical Marijuana Inc.

También es preciso señalar que, la Comisión Federal contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) ha otorgado 351 permisos desde 2016, para la importación de cannabis medicinal; aunque por el momento, se encuentran suspendidas las nuevas solicitudes.

Respecto a los tratamientos de cannabis medicinal, la consultora argumentó que la demanda en Latinoamérica está creciendo, avalada por los grupos de activistas y las compañías extranjeras que desean entrar en el mercado.

Todo ello, con el objetivo de educar a los médicos y presionar por la implementación de una regulación que haga más accesible al mercado y que brinde grandes oportunidades para el comercio de CBD a corto plazo.

Autocultivo y otros riesgos

Caso contrario a lo que podría suceder con la marihuana para su uso recreativo, la cual debe eliminar primero, el estigma referente al narcotráfico y sus consecuencias, como la guerra que ostenta el gobierno mexicano desde hace años.

“La apertura del mercado minorista a productos con menos del 1% de THC ha creado oportunidades para las ventas minoristas de productos de CBD, y varias licencias para la comercialización de dichos productos, que van desde tinturas, pasando por cápsulas, hasta tópicos; productos que están a la espera de aprobación para su importación”, señala el estudio.

En lo que respecta a la falta de regulación, Brightfield Group dejó entre ver que, por el momento, el potencial de mercado mexicano es mínimo y con espacio para sólo un puñado de jugadores, que en su mayoría son compañías extranjeras.

Asimismo, la firma alertó sobre la desventaja en que podrían estar estos productos, si el precio no se fija de forma adecuada, pues el cannabis en nuestro país es fácilmente disponible para autocultivo o puede ser comprado a un precio menor en el mercado negro.

México lucha contra la ilegalidad

Además, en lo que respecta al uso lúdico, el informe hizo énfasis en que es necesario un marco de legalización, antes de dar pie a las oportunidades comerciales; por lo que esto debe ser prioridad para el gobierno.

Vale indicar que este no es el primer estudio que coloca a México como una potencia en la industria del cannabis, respecto a la importación y exportación de productos con CBD; pues en junio pasado, la empresa CBD Life afirmó que el mercado mexicano podría alcanzar ventas por 150 mil millones de dólares para 2023.

De acuerdo con la empresa, que prevé comenzar a vender productos con cannabidiol en México próximamente, nuestro país tiene un potencial de mercado con valor de por lo menos dos mil millones de dólares anuales, lo que representa una participación de 1.3% del mercado mundial.

Con información de Forbes y El Sol de México.