Boris Jordan, el primer billonario en la industria de la marihuana

- Por

De acuerdo con un reporte de la revista Forbes en su edición rusa, el empresario ruso estadounidense, Boris Jordan se convirtió en el primer multimillonario , cuya fortuna proviene netamente de la industria de la marihuana.

Hacer negocios con la marihuana

Boris comenzó su carrera en los negocios en 1987, luego de graduarse de la Universidad de Nueva York, cuando creó la desaparecida firma de inversión, Kidder Peabody. Luego lideró la división de banca de inversión de Credit Suisse First Boston en Rusia.

Finalmente, en 1998, Jordan se convirtió en presidente del Grupo Sputnik y de Renaissance Insurance, una de las compañías de seguros más grandes de Rusia.

Para 2015, luego de vencer la incertidumbre por el hecho de vender drogas, Boris decidió adentrarse en el negocio del cannabis, con la compra de PalliaTech. Inc, una compañía de cannabis medicinal fundada por William Todd, uno de sus vecinos en Nueva York.

En entrevista con el citado medio, Jordan aseguró que cuando Todd se le acercó por primera vez con la sugerencia de invertir en cannabis, negó asociarse con él, aludiendo que no invertiría en drogas.

Hacia 2018, PalliaTech cambió su nombre a Curaleaf, en un intento de parecer más centrado en el consumidor y se autodenominó como el Starbucks del cannabis, según declaraciones del propio Boris al portal de noticias Benzinga.

Billonario del cannabis

Según Forbes, Jordan cuenta con una fortuna que asciende a 1.1 mil millones de dólares, ya que Curalef es la sexta compañía de cannabis más valiosa del mundo y el minorista más grande por capitalización de mercado en los Estados Unidos, de acuerdo con cifras de Cannabis Market Cap.

Según sus propias declaraciones, Boris es dueño del 31% de Curaleaf, pero tiene gran poder en el consejo de la compañía, que se hizo notable con las recientes adquisiciones de las compañías de cannabis Crua y Grassroots.

Curaleaf cuenta con 48 dispensarios de marihuana medicinal en 12 estados de EU y tiene más de 150 mil clientes registrados, además de una buena participación el mercado recreativo, señalan cifras en su propio sitio web.

En entrevista para Bloomberg TV, Jordan afirmó que el 2020 seria un año muy positivo en ingresos para su compañía, pese al revés que sufrió en julio pasado, cuando la Administración Federal de Drogas (FDA) emitió una advertencia por vender productos de CBD con reclamos médicos sin fundamento.

Tal parece que el hecho no tuvo eco, pues en agosto pasado, las acciones de la compañía subieron casi un 6%, demostrando una vez más, la rentabilidad del negocio.