Cannabis: ¿cómo diferenciar entre macho y hembra? | Nación Cannabis

Cannabis: ¿cómo diferenciar entre macho y hembra?

- Por

El interés por el desarrollo de la industria cannábica puso en el tapete una necesidad fundamental: saber cómo diferenciar entre el cannabis macho y hembra, como una forma de optimizar el proceso de cultivo.

Hoy en día, la mayoría de los cultivadores trabajan con plantas hembra, debido a que de estas se obtienen dos de los principales cannabinoides con uso comercial. Se trata del tetrahidrocannabinol (THC) y del cannabidiol (CBD).

Por ello, la mayoría de los bancos venden semillas feminizadas, aunque para saber cómo diferenciar entre macho y hembra con exactitud hace falta conocer algunas cuestiones clave.

¿Cómo diferenciar entre macho y hembra?

La única forma de saber si una planta de cannabis es macho o hembra es verla florecer, proceso que dura entre seis y ocho semanas porque el cannabis solo muestra su sexo después de la floración.

Pasado este tiempo, a las plantas hembras es posible identificarlas a simple vista con unos pelitos que se les forman en los nudos avisando de la salida de un cogollo. Luego, estos se llenan de semillas si son polinizados por una planta macho.

Sin embargo, este proceso no es sencillo, pues requiere de mucha perspicacia por parte del cultivador, ya que jamás se deben cultivar en un mismo terreno plantas hembras y macho; de lo contrario, solo servirían para obtener semillas.

En las plantas hembras de cannabis, la aparición de los pelitos en sus nudos es un indicio de la salida de un cogollo. Solamente cuando una hembra quiere utilizarse para crear semillas debe ser polinizada por una planta macho.

Por el contrario, las plantas macho se pueden distinguir porque al florecer exhiben unas campanitas que cuelgan hacia abajo. Desde allí sueltan el polen que produce semillas, cuando entra en contacto con una planta hembra.

Cannabis: macho o hembra

Cuando la plantas hembras no son polinizadas durante el periodo de cultivo producen una mayor cantidad de THC, lo que incrementa su efecto psicoactivo. Por ello, las plantas hembras son las únicas que se pueden fumar.

Otra cuestión que es importante precisar es la creación de los híbridos, las cuales son cepas de cannabis producidas por las semillas que surgen de la polinización hembra y macho.

Por lo regular, este tipo de cepas se utilizan para consumo personalizado, que puede ser recreativo o medicinal, ya que es posible manipular sus niveles THC y CBD para producir los efectos deseados.

De esta mezcla surgen cepas con características singulares, por lo que se crean plantas nuevas totalmente diferentes e incluso se puede hablar de plantas hermafroditas, que contienen flores de marihuana macho y hembra.

Este último tipo de plantas es resultado del estrés al que se ve sometido el cultivo, debido a factores como la introducción de luz durante el periodo nocturno, el exceso o la falta de riego y de nutrientes, plagas y enfermedades, el riego con agua demasiado fría o los transplantes.

Puntos clave

Respecto a la pregunta si es posible diferenciar entre macho y hembra antes de la etapa de floración, vale indicar que diversos blogs especializados hablan de la existencia de ciertos indicios que son visibles desde la quinta semana después de la siembra.

Uno de estos signos se encuentra en la parte superior, justo donde terminan los tallos, ya que en ese periodo se miran pequeñas burbujitas que se denominan nudos. Si dichos nudos son ligeramente abombados es posible inferir que se trata de una planta hembra, ya que en el caso de las plantas macho estos nudos son planos.

Las plantas macho suelen ser más planas y de menor grosor. De igual forma, es recomendable observarlas con detenimiento para distinguir la forma de unos nudos respecto de los otros.

Los nidos abultados en las plantas hembras se deben a que los estambres se encuentran dentro, mientras que las flores macho tienen un aspecto colgante. Vale mencionar que estos signos suelen ser bastante pequeños al principio, pero se pueden distinguir con ayuda de una lupa.

Después de la séptima semana, que es cuando inicia el periodo de floración, las preflores macho y hembra se empiezan a convertir en flores de verdad y es posible verificar los signos antes mencionados con claridad.

Con información de Growbarato.net y Florprohibida.com

Foto: Rick Proctor / Unsplash