Ecuador aprueba uso del cannabis medicinal

- Por

Con 85 votos a favor, 23 en contra y otras 23 abstenciones, el pleno de la Asamblea Nacional aprobó el uso del cannabis medicinal en Ecuador, el pasado martes; luego de casi cuatro años de mantenerse en discusiones.

El pleno 611 del país sudamericano dio luz verde a la reforma en el Código Orgánico Integral Penal (COIP), la cual desde ahora permitirá la producción, comercialización, distribución, uso y consumo del cannabis para usos medicinales o terapéuticos.

Aunque se solicitó reconsiderar la votación por aparentes problemas técnicos, la propuesta fue denegada y los legisladores se vieron a favor de este tema, pero dieron marcha atrás a la despenalización del aborto por abuso sexual.

Ley pro cannabis medicinal

Respecto al uso del cannabis, la iniciativa de ley prevé también modificaciones fiscales, a las cuales estarán sujetos los empresarios que emprendan este nuevo giro de negocio en Ecuador.

Asimismo, los legisladores hicieron hincapié en que esta nueva reforma sólo valida el uso del cannabis con prescripción médica y para pacientes bajo ciertas condiciones; no para las personas que consumen marihuana recreativa.

Vale destacar que desde 2015, Ecuador cuenta con una ley que fomenta la producción de medicamentos y productos obtenidos de la marihuana para utilización terapéutica o de investigación médico-científica; pero el Código Penal, aprobado en 2014, no permitía el consumo de cannabis para esos fines.

Incluso, la norma todavía vigente condena de uno a tres años de cárcel para la persona que siembre o coseche cannabis para la producción de estupefacientes con fines de comercialización.

Aprueban nuevas disposiciones

Sin embargo, a partir de la puesta en vigor de la reforma recién aprobada será la autoridad agraria, quien deberá reglamentar la producción de marihuana para uso medicinal.

Y en su respectivo caso el Ministerio de Salud regulará, controlará y vigilará la importación, producción, comercialización, distribución, dispensación y uso de medicamentos derivados del cannabis.

Es importante precisar que, en esta lucha contra la despenalización de la marihuana medicinal, activistas como Nelly Valbuena y su esposo Alexis Ponce, tuvieron un papel muy importante, apoyando la causa ante la Asamblea desde 2015, mediante la iniciativa “Cannabis para combatir el dolor oncológico”.

Dicho movimiento civil se reconfiguró bajo el lema: Cannabis Medicinal para el dolor; el cual aboga por el uso de una medicina paliativa para pacientes ecuatorianos, quienes tienen derecho a calmar, vencer y mejorar su calidad de vida.

Con información de Ap, El Universo y EFE