Hidrocarburos y productos de cannabis

- Por

Los hidrocarburos y su extracción con solventes han dado pasos agigantados durante los últimos años. Ahora, hay más atención en cómo se fabrican productos con cannabis utilizando estos compuestos.

El tema de la legalización en varios países ha arrojado luz sobre los procesos que involucran al cannabis.

La extracción de hidrocarburos implica butano como su principal solvente, y pueden usarse mezclas de dos o más hidrocarburos. Al combinarse con material vegetal de cannabis, el hidrocarburo disuelve los compuestos presentes en las plantas.

Los solventes populares incluyen etanol, CO2 e hidrocarburos, compuestos con átomos de hidrógeno y de carbono, los mismos que en el cannabis son, por lo general, butano y propoano.

Esto lo podemos ver claramente en el aceite de vape, un producto que incorpora extractos de hidrocarburos.

¿Los hidrocarburos son peligrosos en productos?

Es normal que al escuchar los compuestos químicos de ciertos productos de consumo popular nos preocupe la forma en la que podrían afectar nuestra salud.

Pero los hidrocarburos se han utilizado desde hace décadas en la extracción de alimentos, en la producción de sabores, colorantes, edulcorantes, entre otras características.

En los últimos tiempos, el butano y el propano se han utilizado en la producción de extractos de cannabis.

Los hidrocarburos pueden ser nocivos cuando se consumen de manera excesiva, por lo que desde el proceso de producción deben ser manejados de manera responsable y segura.

Hidrocarburos y cannabis

Podemos encontrar extractos ricos en THC en productos que contienen hasta un 90 % de cannabinoides originales de esta planta, de acuerdo con el sitio Leafly.

Los extractos de hidrocarburos pueden presentarse en un sinfín de productos y de formas, como aceite, cera hachís, entre otros. Estos extractos, en algunas ocasiones, son sinónimos del aceite de butano Hash, el cual se calienta e inhala en un proceso de combustión.

Uno de los beneficios más importantes de este proceso es el mantenimiento de las propiedades de la cepa. Esto quiere decir que la extracción de hidrocarburos no altera la composición de la planta, por lo que permanece intacta en el producto final.

Un punto negativo: si no se realiza de la manera indicada, puede ser altamente peligroso, pues el butano y el propano son inflamables.

Es importante tomar en cuenta que el proceso de extracción utilizado por determinada marca debe cumplir con los pasos de refinamiento y todos los protocolos establecidos. Esto dictaminará si el producto listo para su consumo es de calidad o no.