Los Hmong cultivarían marihuana en California

- Por

Los Hmong son  una tribu laosiana que unió sus fuerzas para combatir con la Agencia Central de Inteligencia (CIA), en una guerra encubierta contra las fuerzas comunistas que gobernaban Laos entre los años 1960 y 1970.

Proveniente de las selvas y campos de refugiados del sureste de Asia, los Hmong llegaron a Estados Unidos a partir de 1975, cuando tuvo lugar la toma de posesión comunista de Laos y la caída de Saigón.

Llegaron empobrecidos, en su gran mayoría, sin educación, además de desorientados ante una sociedad altamente industrializada.

Se dispersaron por todo el país, llegando a zonas con climas inhóspitos para las condiciones de vida a las que estaban habituados las colinas tropicales. Algunos soportaron inviernos bajo cero en Minnesota y Wisconsin, otros, el calor sofocante de los veranos que  son propios del valle central californiano.

En 2015, la Oficina del Censo estimaba que alrededor de 285,000 pobladores de la etnia Hmong estaban viviendo en Estados Unidos.

Los Hmong cultivarían marihuana en California

El auge de la marihuana en California

Y es precisamente California el lugar elegido para convertirse en hogar de la mayor población de Hmong en los Estados Unidos, un número cercano de 100 mil miembros. Si bien la mayoría se había establecido originalmente en la zona del Valle Central, durante la última década,un gran número de ellos se ha trasladado hacia el norte y otros  cuantos han centrado su residencia en California.

La legalización de la marihuana recreativa en noviembre pasado en California provocó una gran efervescencia en el país, que ha sido llamada la fiebre verde. Si bien esta región ha sido un centro de cultivo de cannabis durante décadas, esta nueva legislación le dio un mayor impulso a su cultivo.

Los Hmong cultivarían marihuana en California

De manera parecida a los buscadores de oro que recorrían estas colinas del norte de California hace unos 150 años, los empresarios de la marihuana han arribado a esta zona con la esperanza de ganar grandes sumas de dinero y enriquecerse.

Está el caso de los aventureros que se inician en el cultivo de marihuana para generar riquezas y pueden ver esta actividad como una iniciativa comercial, pero para los Hmong ésto es mucho más que un medio de sustento,ya que también es una oportunidad de volver a sus raíces agrícolas y el estilo de vida rural que mantenían en su país natal, ya que esta tribu era ampliamente reconocida por sus habilidades para cultivar el opio. Los Hmong cultivarían marihuana en California.

Los Hmong cultivarían marihuana en California

Adaptación

Para algunos pobladores más antiguos de los Hmong, que trabajaban como conserjes y operarios en las fábricas a su llegada a América, los entornos campestres le han ayudado a aliviar el trauma vivido en la guerra y les han permitido el reencuentro con parientes y amigos de los que se habían distanciado hacía mucho tiempo.

“Es la independencia de vivir libre – se puede vivir de la tierra”. “Esta es la vida que dejaron. A ellos les encanta “, manifestó Ping Vang, un habitante de la etnia Hmong que nació en los Estados Unidos y es el fundador de Comercio Lonestar, una empresa que comercializa la marihuana que se cultiva en la zona.

En una zona llamada Trinidad Pines, en que se encuentran conectadas tres montañas a través de una red de caminos de tierra disparejos, donde los Hmong cultivarían marihuana en California, sobre todo los de mayor edad, que han podido recuperar  un estilo de vida familiar en el que solían vivir en Laos, junto al cultivo de pequeñas parcelas que realizan en las laderas empinadas de estas hermosas montañas.

Pero en un condado en el cual más del 85 por ciento pertenecen a la raza, los Hmong resaltan con su presencia. Su asimilación es todavía una labor en progreso, dicen los residentes del lugar.

Si bien existen esfuerzos por ambos lados para la integración y participación,  para que se respeten sus tradiciones en las escuelas, así como varias competencias y reuniones sociales a las que se incorporan, como una forma de integrarse activamente, no sólo en el aspecto comercial, sino que también social, aún queda mucho trabajo por hacer.

Mark E. Pfeifer, un erudito en temas del sudeste de Asia y editor de la Revista de Estudios Hmong, describe a esta etnia como un testimonio patente de inmigrantes que anhelan desprenderse de las ayudas estatales y están en búsqueda de su propio nicho comercial dentro de la economía estadounidense.

Mai Vue, es el fundador de una organización sin fines de lucro que ayuda a los agricultores que los Hmong a lidiar con el gran número de regulaciones aplicadas al cultivo de marihuana, estima que más de 1,500 hmong habitan en el condado de Trinidad, que tiene una población total de alrededor de 13,000 habitantes.

Si las regulaciones y sus hábitos de vida los siguen haciendo sentir cómodos, seguirán construyendo su hogar lejos de su tierra de origen, y como expresó alguno de ellos : “Si nos permiten crecer, los Hmong nos quedaremos”. Los Hmong cultivarían marihuana en California.