La India se prepara para una posible legalización de la cannabis medicinal

- Por

Si algo tienen en común América y Europa, en este momento, es la gran visión y aprovechamiento de los beneficios de la cannabis. Y es que ambos continentes realmente están motivando la industria cannábica y, a la vez, acrecentándola.  

Los ingresos millonarios, el combate al narcotráfico y las cientos de miles de personas que a diario aminoran sus dolencias gracias a esta planta están llamando la atención de cada vez más naciones. Si bien gobiernos de África y Asia no comparten aún está ideología y apertura de la cannabis como solución, algunas de las naciones dentro de estos continentes están mostrándose interesadas en ver cómo van las cosas en occidente.

India es una de las naciones más atentas a los números y resultados que arroja la cannabis medicinal en América, más precisamente en Estados Unidos. Los beneficios de la marihuana medicinal de esta nación están sirviendo de ejemplo para que el gobierno de la India decida si se legalizará pronto el consumo medicinal de esta planta.

Y es que en esta nación asiática pegada a Pakistán y China los movimientos sociales para la legalización de la planta están en ascenso. Comandados por una de las mujeres más influyentes de toda la India, Maneka Gandhi, descendiente de una antigua familia con alta influencia política en toda la nación, los esfuerzos han llegado hasta lo más alto.

Maneka ha colocado su propuesta de legalización de la cannabis medicinal en boca de los principales ministros de la India. El tema ahora se está comentando de manera abierta y es muy probable que salgan buenas noticias de este debate. Pese a algunas correcciones, la propuesta está avanzando.

“La marihuana debería ser legalizada para propósitos médicos en toda la India, especialmente para tratar a paciente con cáncer”, dijo.

Con una población que rebasa los 1300 millones de habitantes, India es el segundo país con más personas en el planeta. Por lo tanto, una decisión así debe estudiarse minuciosamente.

Por eso, dentro del documento que Maneka ha enviado a las autoridades para su aprobación, explica los beneficios de una decisión así en un país tan grande. En él, la activista política busca abordar el problema del abuso de drogas y sustancias en la India. Hasta el año pasado, al menos diez personas morían al día en esta nación asiática por abuso en el consumo de drogas.

Gandhi señala que se han incrementado los casos de niños que se convierten en adictos a temprana edad, debido a la extrema pobreza en la que viven. Por esto, también ha solicitado centros de salud cercanos a las vías del tren, uno de los sitios en donde más se concentran las familias pobres en la India.

Niños de bajos recursos consumiendo drogas en la India

Detractores

Pero en un país tan grande, la oposición también tiene sus argumentos. En la India, desde 1985, una ley rige las penas por consumo, cultivo y posesión de marihuana. Se trata de la Ley de Estupefacientes y Sustancias Psicotrópicas, esta castiga el consumo de cannabis con una pena de prisión de seis meses o 10 mil rupias (unos 150 dólares); además, el cultivo puede ser castigado con una pena de hasta diez años. Esto coloca a la marihuana como una de las sustancias más ilegales de toda India.

Para la secretaria de Justicia Social del gobierno de la India, Latha Krishna, la legalización de la cannabis medicinal en el país es una mala idea, por el momento. “Tal vez no sea apropiado legalizar tales drogas”, señaló, en vista de la gran población que existe en la India y del bajo nivel de alfabetización en el país. Agregando que faltaría un gran sistema de educación sobre la planta y sus beneficios médicos, antes de aprobar algo concreto.

Y es que mucho del debate en contra proviene de ese mismo señalamiento. Hace falta realmente un sistema eficiente de educación que saque a los niños y jóvenes indios de la ignorancia. Ya que muchos de los adictos en la India son menores de edad, los detractores de la legalización aseguran que primero deberían enfocarse en solucionar problemas más profundos.

Para muchas de las personas en contra, la propuesta de Maneka no es mala, pero argumentan que no está bien planteada y queda a deber en muchos puntos. Por lo que se prevé una serie de modificaciones importantes para dar paso a la legalización de la cannabis medicinal en la India. Algo que ambos bandos consideran inevitable.

La famosa Malana cream

India y su tradición con la planta

Aún así, la marihuana es también la planta con la que más se trafica ilegalmente. Y es que la India tiene todo un historial importante con la cannabis. Se le conoce en el país como “la comida favorita de Shiva”, según una leyenda popular, en donde la deidad descansó debajo de un cáñamo y al probar sus hojas la eligió como su comida predilecta.

Además de que es en la India en donde se produce la Malana Cream, considerada por muchos como el hachís más deseado y caro del mundo. Su precio puede llegar a los 250 euros en Amsterdam por cada diez gramos. Lo que hace de la India una zona importante del turismo verde en el mundo por esta preciada variedad.

Al ser entonces una planta con tanto historial cultural y religioso en toda la India, una próxima legalización medicinal de la cannabis suena realmente posible. La propuesta de Maneka ha generando un debate tremendo en la política nacional, debido a su influencia en las altas esferas del país, y añade pruebas para posibilitar esta legalización.

A la propuesta de Maneka se agrega la de Dharamvir Gandhi, un miembro del parlamento nacional que hace unos meses presentó un proyecto de ley privado para legalizar el cannabis con propósitos aún más abiertos, como el cultivo y la cosecha de la planta a nivel nacional. Así que sí, India está muy cerca de darnos una gran noticia.