12 países que representan una oportunidad para el negocio del cannabis

- Por

La edición de septiembre de la revista Marijuana Business publicó un listado con 12 países cuyo avance en sus leyes abre camino para la despenalización del negocio legal para el cannabis.

Estas naciones ofrecen oportunidades comerciales para esta industria, que van desde la creación e importación de equipo técnico para el procesamiento, pasando por la exportación, hasta la venta legal minorista.

A continuación, te presentamos un breve panorama sobre cada uno de estos países:

Australia

El sueño de negocio para algunos empresarios australianos, es que su país pueda convertirse en una potencia exportadora de cannabis, pero la primera licencia de cultivo se emitió apenas en 2018, por lo que todavía falta mucho.

Desde entonces, el mercado del cannabis medicinal registró un crecimiento y actualmente atiende a más de 9 mil pacientes; mientras que, por el otro lado, las autoridades otorgaron 27 licencias para el cultivo y la producción de cannabis medicinal.

Brasil

Esta es una de las naciones sudamericanas que presenta más avances en la despenalización y regulación de la industria del cannabis, pues desde 2015, la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (ANVISA) regula las importaciones para uso medicinal para casi 10 mil pacientes autorizados.

Durante el primer trimestre de 2019, la ANVISA otorgó 884 nuevas autorizaciones y 170 renovaciones, más de un tercio de todas las autorizaciones que se entregaron en 2018.

Colombia

Las oportunidades que ofrece este mercado latinoamericano son de mucho interés para las empresas estadounidenses y canadienses, quienes ven a Colombia como un mercado clave para las inversiones.

Aunque no hay productos con cannabis disponibles en el mercado, el uso terapéutico está permitido desde 2016. Sin embargo, el proceso ha sido lento y sólo 100 empresas han obtenido una licencia de fabricación o cultivo, la mayoría de origen extranjero.

Colombia refleja las condiciones ideales de crecimiento del mercado, bajo un marco legal que permite las exportaciones; quizá por ello, algunas firmas como Northern Swan, Canopy Growth y Aurora Cannabis han puesto su mira en esta nación.

Alemania

En 2017, el país europeo restableció un marco regulatorio para su programa de cannabis medicinal que reemplazó al que había estado vigente durante varios años. Dicha acción es relevante, ya que, Alemania es el segundo mayor mercado de marihuana medicinal en el mundo, luego de Estados Unidos.

Sin embargo, no existe un registro centralizado de pacientes, pero la nueva regulación está creando oportunidades de exportación para abastecer un mercado que, por el momento, depende exclusivamente del producto importado.

Israel

Esta nación fue la primera que permitió el uso de cannabis medicinal con receta médica en 1973, pero su industria comenzó a consolidarse hacia los años noventa. Actualmente, su programa de marihuana medicinal tiene más de 46 mil pacientes registrados.

Por lo que, la venta del cannabis se realiza a través de un sistema de farmacias y dispensarios que son suministrados por ocho productores autorizados.

Otro punto fuente del mercado israelí es la investigación, pues aproximadamente 50 productores han comercializado el cultivo de cannabis para investigación y 600 pequeños agricultores han solicitado licencias de cultivo.

Italia

Los médicos comenzaron a recomendar medicamentos derivados del cannabis en 2006, pero no se prescribieron cantidades significativas hasta 2014, año en que esta nación se consolidó como el segundo mayor mercado en el consumo de cannabis medicinal en Europa.

En este sentido, Aurora Cannabis, la firma canadiense, es la única compañía que actualmente suministra cannabis a Italia, la cual en 2018 importó 100 kilogramos y para 2019 espera vender 400 kilogramos en un período de dos años.

Jamaica

En 2015, Jamaica modificó su llamada Ley de Drogas Peligrosas, que prohibía y castigaba el cultivo, la distribución y el consumo de marihuana, para establecer una autorización de licencias y comenzar a desarrollar su mercado.

Según diversos especialistas, Jamaica tiene lo necesario para desarrollar una economía sólida de marihuana medicinal con licencias, regulación e infraestructura, factores que no están presentes en todos los países, y una reputación como la capital mundial del cannabis.

Jamaica otorgó su primera licencia comercial de cannabis medicinal en 2017, pero los dispensarios comenzaron a funcionar en marzo de 2018. Pese a ello, la actividad comercial es muy baja por la falta de capital y la escasez de oportunidades comerciales.

Lesoto

Esta pequeña nación sudafricana, desde 2008 permite algunos negocios son cannabis medicinal; pese a ello, en 2018 actualizó la legislación para darle mayores oportunidades a los posibles inversionistas.

Actualmente no hay productos de cannabis medicinal disponibles en el mercado; sin embargo, la ley no restringen lo que se puede producir ni limita la cantidad de THC que pueden contener los productos.

Pese a estas oportunidades, la lejanía, la falta de acceso y de infraestructura son los principales retos que las compañías interesadas en invertir tendrán que sortear, antes de poner su dinero.

Países Bajos

La Oficina de Cannabis Medicinal se creó en 2001 y los primeros productos estuvieron disponibles en las farmacias holandesas en el otoño de 2003; estas cifras lograron que los Países Bajos sean el tercer mercado de cannabis medicinal más grande de Europa.

La Oficina de Cannabis Medicinal tiene el monopolio de las exportaciones. En 2018, se exportaron más de 2 mil kilogramos a diferentes países europeos, la mayoría hacia Alemania.

Sudáfrica

En 2017 se aprobó un marco legal para el cultivo y procesamiento de cannabis como ingrediente en medicamentos registrados, aunque, serán necesarias más regulaciones para facilitar el acceso.

Las autoridades sanitarias de Sudáfrica recibieron 20 solicitudes para el cultivo de cannabis medicinal en 2018; sin embargo, las oportunidades comerciales son extremadamente limitadas debido a la inaccesibilidad y a la falta de regulación.

Uruguay

El éxito del mercado de cannabis en Uruguay, se debe al sistema que el país sudamericano estableció para el consumo recreativo, el cual hasta mediados de 2019, habían vendido 3 mil kilogramos de marihuana recreativa a clientes registrados.

Los usuarios pueden acceder al cannabis recreativo de tres maneras: ventas en farmacias, cultivo doméstico o a través de clubes de cannabis sin fines de lucro. Por su parte, el gobierno tiene planes para incrementar el número de cultivos comerciales recreativos.

Respecto al sector, dos compañias tienen una licencia para cultivar marihuana medicinal con alto contenido de THC, al menos una docena para cultivar cáñamo y al menos otra docena para realizar investigaciones de cannabis.

Zimbawe

En 2018 el país africano legalizó el cultivo de cannabis con fines medicinales y científicos, convirtiéndose en el segundo país de África en sentar las bases para una industria de marihuana medicinal.

Las autoridades establecieron un sistema para que las empresas pudieran convertirse en productores con licencia y enviar cannabis medicinal a destinatarios autorizados, es decir, naciones que permitan la importación.