Ansia por la marihuana: ¿quién la siente más?

- Por

Las ansias —o craving— por la marihuana son diferentes en mujeres que en hombres, afirma un estudio recientemente realizado. Pero ¿quién siente más necesidad por la droga?

Antes de nada, es importante identificar que las ansias, cuando se trata de la weed, son sensaciones fuertes de antojo por consumir; no se trata de una adicción.

Investigadores del Centro para la Salud del Cerebro de la universidad de Texas, en Dallas, juntaron a 112 participantes, de los cuales 54 eran mujeres y 58 eran hombres. Todos sus integrantes eran aficionados de la hierba y la habían consumido al menos 5000 veces.

El estudio fue publicado en el Drug and Alcohol Dependence y el resultado fue que las mujeres consumidoras de cannabis son quienes más ansias sienten de volver a consumir, en comparación con los hombres analizados.

El hallazgo puede estar relacionado con los niveles de estrógeno, aunque en una fase muy temprana de la investigación no se puede saber con certeza.

Desarrollo del experimento

Durante el análisis, a los voluntarios se les dio una pieza de cannabis y se les pidió que la sostuvieran un tiempo. Luego, se les dijo que calificaran del 1 (sin impulso) al 10 (impulso alto) su necesidad de consumir marihuana. Las mujeres clasificaron sus antojos en 5.5, mientras que los hombres lo hicieron en 4.6.

Históricamente, el mayor consumo de cannabis se ha dado en hombres, lo que significa que actualmente se está viendo una oleada de mujeres que gustan de la planta y la usan con mayor frecuencia.

Quizá otra de las razones sea que anteriormente se estudiaba más a los hombres y a su relación con el cannabis, y no tanto a las mujeres, según el sitio TN.

Ansias y ciclo menstrual

Los investigadores descubrieron que las mujeres en fase folicular, que es cuando aumentan los niveles de estrógeno, mostraron mayor deseo de consumir marihuana que sus compañeros hombres.

Esto es un avance significativo, pues refiere al craving con el ciclo menstrual, un tema que no había podido ser comprobado por estudios anteriores.

Al igual que el estudio principal, este subtópico necesitará más investigación para arrojar claridad sobre los antojos.

Los cambios en los cerebros, tanto de hombres como de mujeres, se midieron utilizando una máquina de resonancia magnética funcional; no se encontraron diferencias relacionadas con el sexo.

¡Esperemos que pronto haya más avances en la investigación!