¿Es posible equilibrar tu cuerpo al consumir cannabis?

- Por

Durante varias décadas, la discusión científica sobre los beneficios del consumo de cannabis ha tomado varias aristas. Algunas a favor y otras en contra, pero tal parece que ahora un proceso natural para equilibrar al cuerpo humano, la homeostasis, y su relación con el consumo de cannabis está ayudando a hacer la diferencia.

La American Heart Association reconoce a la homeostasis como el proceso fisiológico en el que el cuerpo humano encuentra un estado de equilibrio biológico que, a su vez, genera una sensación de bienestar.

¿Para qué sirve la homeostasis?

Este proceso permite al cuerpo humano equilibrar factores estresantes y cambios internos que ocurren continuamente y son fundamentales para la supervivencia del organismo.

Tal es el caso de la temperatura corporal, la cual debe mantenerse en 37 grados Celsius, y la presión arterial, que debe tener un rango manejable de entre 90-120 (sistólica) sobre 60-80 (diastólica).

Dichas condiciones permiten al cuerpo humano mantener la salud. Es por ello que, cuando ocurre un cambio, por ejemplo, que la temperatura corporal aumenta o disminuye, la homeostasis entra en acción creando calor para quemar calorías o liberándolo mediante la transpiración.

De esta forma es que funciona la homeostasis, aunque es preciso indicar que en este proceso natural contribuyen diversos factores como la genética, nutrición, aptitud física, salud mental y factores ambientales del individuo en cuestión.

Los primeros estudios científicos sobre este proceso fisiológico se realizaron durante los años treinta, pero todavía se desconocía cuál era la importancia que tenía el sistema endocannabinoide dentro de este.

Cannabis y endocannabinoides

Al respecto, es preciso decir que el sistema endocannabinoide es un complejo de enzimas, lípidos de señalización y receptores CB1 y CB2, quienes están involucrados en procesos fisiológicos, como el apetito, la sensación al dolor, el humor y la memoria.

Una investigación del Centro Nacional para la Información Biotecnológica en Estados Unidos, publicada en la revista Cell, reveló que los cambios en la ecología humana, como la dieta, la actividad física, la densidad poblacional y la exposición a microbios, cambiaron drásticamente el tipo de enfermedades del último siglo, lo que destaca a la alteración del estado de homeostasis y la inflamación crónica como dos de los principales padecimientos del siglo XXI.

Al respecto, es preciso indicar que algunas enfermedades producidas por la alteración del estado de homeostasis son la dislipidemia, la diabetes, la obesidad, la hipertensión arterial, la artritis, la osteoporosis y los trastornos tiroideos y endocrinos.

En lo que se refiere a los padecimientos endocrinos, el sistema endocannabinoide tiene un papel principal en el funcionamiento del hipotálamo, glándula que mediante la homeostasis ayuda a equilibrar dicho sistema.

Al igual que en el ejemplo de la temperatura corporal antes citado, la homeostasis funciona de manera similar cuando un individuo experimenta dolor o náuseas, pues este sistema se activa para devolverlo a un estado saludable.

Lo anterior se logra por medio de la producción de cannabinoides dentro de las membranas celulares que actúan como moléculas mensajeras de los lípidos. Estas, al unirse a los receptores presentes en varias células, pueden modular los mecanismos moleculares de la célula restableciendo el equilibrio y optimizando la actividad.

Equilibrar el cuerpo

Diversas investigaciones médicas, como la del doctor Ethan Russo, uno de los principales investigadores de cannabinoides del mundo, sustentan que los fitocannabinoides, derivados de plantas como el cannabis, pueden ayudar en este proceso de equilibrio.

Tras la realización de pruebas con pacientes que sufren de migraña, fibromialgia y síndrome del intestino irritable tratados con medicamentos a base de cannabinoides, Russo llegó a la conclusión de que los fitocannabinoides también se combinan con los receptores CB1 y CB2 del cuerpo.

Para esto, les realizó estudios a los pacientes, como resonancias magnéticas funcionales o exploraciones PET, que midieron el tono de los cannabinoides en sus cuerpos.

Finalmente, Russo encontró que el cannabis mostró resultados prometedores, cuando la deficiencia de endocannabinoides estaba implicada en la condición del paciente.

https://twitter.com/eliasulrich/status/1176678898567983104

Este resultado está apoyado por investigaciones como la del doctor Roger Pertwee, profesor de Medicina en la universidad de Aberdeen en Escocia, quien también encontró un gran potencial en los fitocannabinoides del cannabis.

Pertwee descubrió que cada tipo de cepa de cannabis contiene una mezcla única de cannabinoides y terpenos que, cuando se consumen juntos, producen una amplia gama de efectos curativos, aunque no descarta algunos efectos tóxicos.

Con información de Leafly, Royalqueenseeds y NCBI.gov