Estados Unidos abre su primer café de cannabis

- Por

Estados Unidos abrió el pasado martes, su primer café de cannabis legal, que también representan el primer negocio de este tipo en el continente americano.  

A la usanza holandesa, este lugar pretende brindar a los consumidores de cannabis en Los Angeles, un ambiente seguro, amable y con buena cocina, tal como si fuera alguno de los mejores coffee shops de Amsterdam.

Cannabis con calidad

El negocio denominado Lowell Farms se diferencia de sus competidores europeos, debido al concepto “de la granja a la mesa”, que no solo regula la calidad del cannabis que sirven, sin también permite que los comensales puedan conocer sobre el proceso de cultivo y las distintas cepas que son originarias de la región.

La idea original surgió de la chef Andrea Drummer egresada de Le Cordon Bleu en Los Ángeles, quien en 2012 lanzó su cooperativa, Elevation VIP para la cual creó un estilo único, mediante la infusión de THC y CBD en sus platillos.

Para este negocio, la prestigiada chef cocinará un menú que reflejará los sabores californianos, mediante platos de temporada que no tienen los efectos del THC, ya que sigue siendo ilegal este deqrivado en Estados Unidos.

Cabe destacar que, Drummer fue la primer empresaria afortunada, de las ocho licencias de consumo de cannabis que fueron autorizadas en el West Hollywood, luego de ser elegidas entre más de 300 solicitudes.

Café al estilo Amsterdam

Para ello se  comprometió a llevarse en  armonía con la comunidad del oeste de Hollywood, por lo que cuenta con detalles como una sofisticada infraestructura que incluye un sistema de ventilación que no permite la salida del humo de ese local.

A decir de sus creadores, el restaurante ofrece una experiencia de vida nocturna única en su tipo, ideal para fumadores experimentado y también para los principiantes.

“Lowell Cafe es un espacio para aquellos que son conocedores del cannabis y para los que no y sienten curiosidad y desean experimentar el cannabis en un ambiente acogedor”, dice el sitio web del establecimiento.

Funciona de la siguiente forma, un anfitrión, denominado flower hosts o budtenders presenta a los comensales las diferentes cepas disponibles y explicará sus sabores y efectos.

Experiencia amigable

Los comensales por su parte, podrán fumar marihuana en el café bien sea en cigarrillos, pipas y bongs o en su caso, consumir alguno qede los alimentos.

El espacio se ostenta como un destino para que todos disfrutaran abiertamente del cannabis en la comunidad y cuenta con espacio para no fumadores.

Hasta el momento, visitar este restaurante ubicado en Avenida La Brea, no requiere reservación, solo cumplir con la mayoría de edad.