Productos con CBD y THC mal etiquetados

- Por

Un reporte de la Administración de Medicamentos y Alimentos en Estados Unidos (FDA) detectó que gran parte de los productos con CBD y THC están mal etiquetados.

El organismo desarrolló una metodología de muestreo aleatoria y representativa del mercado actual de productos de CBD, los cuales se asumen libres de THC.

La FDA presentó los resultados ante el Congreso de Estados Unidos, dado que las variaciones en la cantidad de CBD y THC representan un riesgo para la salud. 

Productos mal etiquetados

La FDA encontró que los productos mal etiquetados que contienen CBD son alimentos, bebidas, lubricantes, tampones y supositorios.

De acuerdo con el órgano regulador, dichas imprecisiones en las etiquetas ponen en peligro la vida de sus compradores. Tal riesgo se incrementa en el caso del uso de productos derivados del cannabis que no están regulados.

Entre los datos mal colocados en las etiquetas predominan las cantidades erróneas en cannabidiol (CBD) y delta-9-tetrahidrocannabinol (THC). Lo peligroso radica en que ambos cannabinoides tienen la capacidad de producir efectos diferentes, dependiendo de las condiciones de salud de los consumidores.

4 errores comunes en las etiquetas 

En el caso del THC, uno de los mayores retos es minimizar el efecto psicoactivo que produce este cannabinoide. Por otro lado, el CBD es una sustancia menos peligrosa y con mayor beneficio para la salud, por lo que los productos tienden a contener menores cantidades de las especificadas en el etiquetado. 

Respecto al estudio, la muestra conformada por la FDA, contiene 147 productos para uso humano y para mascotas entre 2014 y 2019.

Más THC y menos CBD

Declarar a un producto como benéfico para la salud por su alto contenido de CBD es muy usual de algunas marcas en el mercado. Por ello, el 2 % de las 147 marcas estudiadas no contiene los niveles de CBD que se muestran en sus etiquetas

Otro ejemplo sobre el tema es el caso de 14 cosméticos analizados para el estudio, ocho de los cuales contienen menos del 80 % del CBD que se menciona en la etiqueta.

THC no etiquetado

Otro problema usual es que muchos productos derivados del cannabis contienen considerables cantidades de THC no etiquetadas.

Sobre los cosméticos antes citados, 12 de los 14 productos tenían altos niveles de THC, que no se mencionaron en su etiqueta. 

THC y CBD no medibles

Otras de las irregularidades encontradas en las etiquetas fueron las cantidades de THC y CBD no medibles. Por lo tanto, gran parte de estos derivados del cannabis están erróneamente etiquetados. 

La muestra dejó en evidencia que un tercio del total de los productos analizados no especificaron cuánto CBD contenían.

THCA y cáñamo sin etiquetar

Los productos elaborados con aceite de cáñamo y niveles considerables de THCA también sufren problemas de etiquetado. La FDA aborda que 49 % de los derivados de cannabis analizados contienen THCA sin especificar en sus etiquetas. 

FDA publica guía

Como parte de su visión de desarrollo para 2020, la FDA publicó una guía para la investigación clínica, relacionada con el desarrollo del cannabis y con sus derivados farmacéuticos.

Este documento pretende convertirse en un parte aguas en la lucha por la regulación del consumo de cannabis.

La guía incluye detalles sobre las normas para determinar si un ingrediente activo del cannabis es el cáñamo o la marihuana. También, trata sobre la clasificación de productos inhalables y sus prácticas legales.

Con información de Medical News Today y Marihuana Moment

Foto: Taylor Simpson / Unsplash


Etiquetas: