Fumar marihuana antes de los 16 te hace un mal conductor

- Por

Un estudio de la universidad de Stanford reveló algunos de los efectos perjudiciales de la marihuana sobre los adolescentes que comienzan a fumar antes de cumplir los 16 años.

La investigación descubrió que los consumidores que comienzan su gusto por la marihuana antes de esta edad son los más propensos a desarrollar conductas agresivas al volante, incluso después de que el efecto desaparece.

«Antes de los 16 años, el cerebro es especialmente vulnerable al desarrollo neurológico, no solo con el cannabis, sino también con otras drogas, alcohol, enfermedades y lesiones», señalaron los investigadores.

Cuánto dura el efecto de la marihuana

De acuerdo con los especialistas, las personas encuestadas señalaron un plazo de entre dos y cuatro horas como el tiempo máximo que duran los efectos del enervante, aunque todavía no es posible determinar si en este mismo plazo se elimina de la sangre.

Investigadores, como Jean-Sebastien Fallu, psicólogo especializado en adicción y drogadicción de la universidad de Montreal, señalan entre cuatro y seis horas como el promedio en el que duran los efectos de la marihuana en el cuerpo humano.

Sin embargo, los investigadores indicaron que no existe evidencia científica para conocer el nivel de deterioro que tienen los efectos de la planta a través de las horas y, por ende, los resultados de persona a persona pueden variar.

Pese a ello, esta investigación hizo posible determinar la influencia de la marihuana en consumidores que comenzaron durante su adolescencia y cómo los afecta en sus habilidades al volante en su etapa adulta.

Un mal conductor

La investigación se realizó entre un grupo de consumidores crónicos que fueron expuestos a pruebas de manejo en un simulador, donde se encontró que tuvieron un peor rendimiento al volante, incluso sin haber consumido marihuana.

Entre las conductas agresivas observadas en los participantes fue posible ver la falta de respeto al rojo del semáforo, sobrepasar el límite de velocidad, entrar en carriles opuestos y atropellar peatones.

El estudio, publicado en la revista Drug and Alcohol Dependence, tomó como estándar el consumo alto de la marihuana, como el uso diario o casi diario.

Para realizar el experimento, los participantes llevaban sin fumar marihuana al menos 12 horas y en sus pruebas de orina no se encontró THC, el principal compuesto psicoactivo de la marihuana recreativa.

Los resultados sorprendieron al grupo de investigadores liderado por Staci Gruber, directora del programa Investigaciones de Marihuana para el Descubrimiento Neurocientífico.

Antes de los 16

Los participantes que llevan años consumiendo marihuana siempre registran un mal desempeño en la tarea de conducir un auto.

El experimento demostró que había una gran diferencia entre los conductores agresivos que comenzaron a consumir marihuana antes de los 16 años, de los que fumaron después de su mayoría de edad.

Los resultados apuntan a que los precoces consumidores de cannabis tienen una mayor propensión a participar en accidentes de tránsito.

Dicha propensión se atañe a un factor clave: la impulsividad, lo que sugiere que este elemento puede desempeñar un papel importante en las diferencias de rendimiento.

Al respecto, Mary Kathryn Dahlgren, coautora del estudio, precisó que las investigaciones han demostrado consistentemente que el uso temprano de sustancias como el cannabis está asociado con un rendimiento cognitivo menor.

 «Hemos documentado el papel de la impulsividad en los consumidores de cannabis, y parece que un inicio más temprano puede conferir una capacidad disminuida para inhibir las respuestas inapropiadas», aseguró Gruber.

Fumar desde joven

Vale mencionar que estos resultados son alarmantes pues, según encuestas recientes, el uso de cigarrillos está siendo reemplazado por el consumo de marihuana.

Los resultados indican que en alumnos de último grado de bachillerato, el consumo de cigarrillos es de 2.4 %, mientras que el de marihuana es de 6.4 %. Este dato concuerda con resultados de la Encuesta Nacional sobre Consumo de Drogas y Salud de 2018 en Estados Unidos, la cual muestra que aproximadamente 124 millones de estadounidenses de 12 años o más han probado la marihuana al menos una vez.

Por este motivo, los investigadores urgieron a los jóvenes a comenzar el consumo de marihuana después de su mayoría de edad, con la finalidad de darle a su cerebro más tiempo y oportunidad para desarrollarse.

Finalmente, precisaron que estos datos no sugieren que todas las personas que consumen cannabis desde su adolescencia sean malos conductores.

Aunque, sí destacaron que la minoría de edad hace más vulnerables a los consumidores precoces y es preciso tener en cuenta que pueden existir efectos posteriores de tal consumo en el futuro.

Con información de CNN, Kaiser Health News y Cannabis Magazine