Italia legaliza el cultivo doméstico de cannabis | Nación Cannabis

Italia legaliza el cultivo doméstico de cannabis

- Por

El Tribunal de Casación, máximo órgano judicial en Italia, autorizó el cultivo doméstico de cannabis para consumo personal.

Las autoridades italianas establecieron un fallo judicial que sostiene que el cultivo a escala pequeña no es un delito, siempre y cuando se realice de forma casera, sin fines de lucro y bajo la supervisión del propio consumidor.

Legalizar el autocultivo

El tribunal considera que la producción casera de cannabis a pequeña escala es muy rudimentaria y se obtiene una cantidad mínima de su cosecha, por lo que no resulta peligrosa.

Según lo publicado en el diario La República, la resolución fue emitida por la justicia italiana el pasado 19 de diciembre, aunque está por definirse el marco regulatorio para esta iniciativa.

De acuerdo con medios locales, la noticia es un gran aliciente en medio de la cacería de brujas que había lanzado el gobierno italiano en contra de emprendedores de la industria cannábica medicinal. Desde 2017, se lucha contra el mercado negro.

Cabe destacar que, a partir de diciembre de 2016, Italia aprobó el cultivo, producción y venta de cáñamo industrial, que contiene bajos niveles de THC. Pese a ello, esta disposición no precisaba ningún porcentaje respecto a la concentración de THC en los productos derivados del cannabis, sino que se refería al principio activo de la planta cultivada.

Cannabis light

La noticia de la legalización del autocultivo llegó en medio de la polémica por la negativa a la venta legal de productos derivados del cannabis con una concentración menor al 0.5 % de THC, mejor conocidos como cannabis light.

Luego de una batalla legal durante varios meses, el citado organismo judicial negó la concesión para la venta de productos light, pese a que contienen un bajo efecto psicoactivo.

Sin embargo, para las autoridades italianas, los productos de cannabis light se consideran estupefacientes y, por ende, riesgosos para la salud de los consumidores recreativos.

Lo anterior obedece a que, según el organismo judicial, este tipo de concentración, al igual que otras más altas, favorece la estimulación psicoactiva en los consumidores, por lo que es inadmisible su venta legal.

Todo este panorama se da pese al boom que ha registrado la industria cannábica en Italia, que cuenta con más de tres mil dispensarios legales, donde es posible adquirir cannabis medicinal desde 2007.

Quizá por este motivo, los emprendedores han buscado una expansión del mercado, pues el cultivo de cannabis en Italia se ha incrementado de 400 hectáreas en 2013 a 4000 en 2018.

Italia en la lucha

Pese a estas condiciones, es preciso indicar que el cannabis no ha alcanzado el éxito esperado en el país europeo, incluso pese a los esfuerzos de las autoridades por ser amigables con los consumidores. Tal es el caso de la resolución aprobada en 2014, que disminuyó los castigos, penas y multas a los consumidores de cannabis recreativo, tanto para los que cometen su primera falta como para los reincidentes.

A pesar de esto, siguen existiendo vacíos en la ley, como es el caso de la legalización del cultivo de cáñamo industrial, que actualmente sirve de materia prima para muchas industrias y que dio luz verde, sin querer, a la posible venta de productos derivados.

Con información de AP, RT Noticias, Lmnruquen y Infobae.