4 tendencias de la industria cannábica que debes de considerar

- Por

Un artículo publicado por el portal Green Entrepreneur puso sobre la mesa las tendencias del mercado y los cuatro tipos de negocios que podrían ser muy rentables para la industria cannábica, dentro de los próximos cinco años.

Las predicciones se basan en las tendencias que consultorías como BDS Analytics señalan, pues en agosto pasado, la empresa predijo que el mercado de CBD alcanzará cerca de 20 mil millones de dólares en ventas para 2024.

Tal alcance requiere una tasa de crecimiento anual cercana al 49%, resultado impactante para un negocio que fue ilícito durante varias décadas, y cuya diversificación puede resultar muy atractiva para los nuevos emprendedores.

1. El mercado para mascotas

El amor por las mascotas ha sido una creciente tendencia durante los últimos años, ya que, los dueños de animales de compañía constantemente se preocupan por su bienestar. Según datos publicados por el citado medio, durante 2017 se logró un gasto superior a los 60 mil dólares.

Pese a que parece un negocio lucrativo, aún hace falta investigación en este campo, por lo que, poco se han documentado experiencias benéficas o dañinas para las mascotas.

Gary Richter, veterinario en medicina integrativa del Holistic Veterinary Care en Oakland, California es uno de los pocos médicos en el mundo que experimenta en este campo con un enfoque holístico a la medicina tradicional.

Pese a ello, no puede recetar el cannabis abiertamente por ser clasificado como sustancia de tipo I, aunque, afirma que sí puede hablar acerca de los beneficios de la terapéutica cannabica para mascotas.

Sin embargo, el cannabis no solamente puede ser manejado por veterinarios, también se comercializa en artículos como huesos de carnaza con infusión de CBD, juguetes para masticar y bolas de hilo.

2. Pagos sin efectivo

Pese a que en países como Estados Unidos, una gran mayoría de regiones permiten el consumo legal de cannabis, la falta de acceso a la infraestructura bancaria, imposibilidad el pago con tarjetas de crédito o débito.

Esto debido, a que los bancos no procesarán los pagos del dispensario, porque la marihuana recreativa sigue siendo ilegal, según la ley federal. Por lo tanto, los procesadores de pagos cobran tarifas costosas y requieren verificación de identificación; proceso que puede incomodar a los consumidores.

Al respecto, se han pensado diversas soluciones para contrarrestar este “engorroso” proceso, las cuales van desde el desarrollo de app móviles hasta proyectos de blockchain que priorizan los productos CannaTech.

3. Medir los niveles de THC

El tetrahidrocannabinol, mejor conocido como THC, es la sustancia psicoactiva del cannabis y de la cual proviene la gran preocupación por el uso inadecuado del cannabis en el campo medicinal.

Debido a ello, los productores de cannabis se han interesado en la revisión de calidad de las cepas y la posibilidad de que éstas puedan modificarse transgénicamente para no contener o casi no contener THC.

Así, los usuarios podrían disfrutar de beneficios médicos del cannabis sin intoxicarse, una tendencia que pretende atraer nuevos públicos que están interesados en los beneficios a su salud, pero temen las consecuencias.

4. Variedad en métodos de consumo

Más allá de simplemente fumar cannabis, el mercado está cambiando e innovando las formas de consumo, lo cual incluye cosméticos, bolígrafos para vapear, dulces, brownies, aceites solubles en agua e incluso lociones.

Tal es el caso de Viridian Pharmaceuticals, empresa que lanzó un producto a base de crema llamado Notion para los usuarios que no desean fumar o ingerir oralmente CBD, por lo tanto, no se intoxicarán mientras los niveles de THC sean bajos o inexistentes.

Lo relevante es que cada uno de los tipos de productos con cannabis contienen en sí mismos diversos mensajes de marketing, validados por las ideologías de cada marca y con un perfil específico de consumidores.

Pese a ello, la curiosidad por explotar este mercado está presente en muchos ámbitos, aunque, es difícil saber exactamente qué vendrá para esta industria en los próximos años, pues diversas marcas pretenden competir por una rebanada del pastel.

Con información de Project CBD y Green Entrepreneur