Marihuana en la Bolsa hace Boom: firmas crecen hasta 5000%

El meteórico crecimiento del mercado de la marihuana en Estados Unidos se asemeja, dicen los expertos, al crecimiento que tuvo la industria de las Punto Com.

Con sólo un par de años, la industria cannábica norteamericana ha registrado crecimientos estratosféricos. En 2016 las ventas alcanzaron los USD$6000 millones, lo que significa un crecimiento del 30%.

Se espera que este crecimiento sea sostenido en hasta 25 puntos porcentuales para 2020, y las ventas anuales alcancen los USD$22,000 millones.

Históricamente, sólo una industria había alcanzado un crecimiento similar: la industria de las Punto Com. Desde su nacimiento en los noventas, hasta el afamado crack financiero en el 2000, la industria crecía a un histórico 22% anual.

Por esta razón, compañías e inversores están inyectando sus capitales a este tipo de industrias; y para los corredores de bolsa más aguerridos, éste es el momento más adecuado para invertir.

Marihuana en la Bolsa

La cotización en la bolsa de este tipo de compañías también ha tenido un crecimiento muy importante. Según el índice de la consultora financiera Viridian Capital & Research, sólo durante el mes de enero de este año, las compañías dedicadas a la producción de marihuana, o a otras actividades relacionadas, subieron más de 21%.

La consultora explica que las firmas más caras son aquellas que están directamente relacionadas con la planta: cotizan con una proporción precio/ventas de más de 42 veces.

Alrededor del mundo ya hay multitud de firmas que cotizan en este sector, y muchas de ellas presentan rentabilidades estratosféricas. Es el caso de Aurora Cannabis, firma canadiense productora de cannabis medicinal, los últimos años subió más de 5000%.

Aunque otras firmas no han tenido la misma suerte, durante el mismo periodo –tres años– han crecido hasta 2,876% (Supreme Pharmaceuticals, corporación canadiense); y 1,591% (United Cannabis, firma americana).

El momento adecuado para invertir

En la jerga de inversionistas se dice que los hay solamente de dos tipos: aquellos que invierten en el momento adecuado, y cambian su vida, o aquellos que viven lamentándose la decisión de esperar.

La adopción temprana en este sentido es fundamental. Un ejemplo interesante puede ser el de la firma Google. ¿Qué sería hoy de nosotros si hubiéramos comprado sus acciones, cuando se hicieron públicas en 2008?

Su valor hubiera pasado de los USD$85 originales, hasta los USD$1,875 que valen hoy. Eso es un crecimiento demoledor de 2,105.88%.

Si hubiéramos invertido USD$1000 en acciones, hoy tendríamos un capital de USD$18,522; y la proporción sirve para cualquier monto: de haber invertido USD$10,000, tendríamos hoy: USD$185,384.53; con cien mil dólares tendríamos hoy nuestro primer millón.

Como puede verse, en la medida en que la industria cannábica supera en crecimiento a la industria de los empresas tecnológicas, los beneficios de invertir en ella serían cuantiosos. Más, si consideramos que los mercados, alrededor del globo, siguen abriéndose.

Las advertencias que hacen los corredores de bolsa para los interesados son que: por un lado, las inversiones se hagan de forma temprana: aquellos que invierten rápido son los que obtienen las mayores ganancias. Empero, hay que invertir con cuidado: pequeños montos son los ideales primero.

Compañías como Invictus MD están ofreciendo portafolios asequibles de inversión para aquellos interesados, a la vez que ofrece asesoría para obtener retornos de inversión tempranos, y para tener capitales seguros, sin riesgo de estancamiento.

Discusión