Nanoemulsiones: una nueva forma para sanar con cannabis | Nación Cannabis

Nanoemulsiones: una nueva forma para sanar con cannabis

- Por

La despenalización del cannabis medicinal en diversas regiones del mundo abrió la puerta para el desarrollo de nuevos sistemas de suministro. Las nanoemulsiones son un ejemplo, ya que planean ayudar a los pacientes a acceder a una forma de sanar más efectiva.

Las nanoemulsiones son emulsiones de tamaño nano (milimétrico) que tienen por objetivo ayudar a mejorar el consumo y la efectividad de diversas sustancias o ingredientes farmacéuticos.

Mayor efectividad para sanar

Las nanoemulsiones constituyen una nueva manera de suministrar cannabis medicinal, la cual está revolucionando la industria cannábica, debido a que ofrece más ventajas que la utilización de aceite de CBD.

Este proceso consiste en utilizar una fórmula que permita ser portadora de otras sustancias, pues debido a su capacidad de solubilización, significativamente mayor que las soluciones micelares simples, es un excipiente más efectivo.

La versatilidad de este nuevo producto le ha otorgado buena fama entre los pacientes y la oportunidad de marcar pauta en una industria que tiene millones de consumidores potenciales alrededor del mundo.

Según cifras de Transparency Market Research (TMR), el mercado mundial de nanoemulsiones, que en 2016 estaba valorado en 6.68 billones de dólares, para finales de 2025 aumentará al doble y alcanzará un valor de 14.91 billones de dólares.

Nanoemulsiones de cannabis

En el caso específico del cannabis medicinal, el suministro de una dosis mediante una nanoemulsion es absorbida de una forma más eficaz por el cuerpo humano y llevada al cerebro sin la necesidad de utilizar aceites o grasas externas.

Lo anterior resulta muy efectivo, puesto que el aceite de CBD se trata de un producto cuyas moléculas son difíciles de absorber para la biología del cuerpo. Esto es debido a que las gotas de aceite de cáñamo son relativamente grandes.

Este proceso da como resultado una biodisponibilidad baja y variable de la molécula de CBD en el cuerpo humano. Por lo tanto, hace que los niveles de absorción sean bajos o muy variables, lo cual afecta negativamente los beneficios potenciales de muchos productos de CBD en el mercado actual.

De esta forma, los derivados del cannabis medicinal elaborados con aceites o destilados son insolubles en agua, lo que reduce su potencia y hace que tarden mucho más tiempo en surtir efecto.

Resultados rápidos

En contraste, un artículo publicado en el portal Health Europe alude que cuando se toman bebidas con nanoemulsiones de cannabis, los efectos son visibles después de 10 minutos y desaparecen a los 30. En cambio, al consumir otros productos como el aceite de CBD, generalmente los efectos se diluyen después de un par de horas.

Otra de las ventajas de tomar nanoemulsiones de cannabis es que son más fáciles de recetar para los médicos porque pueden vislumbrar con sencillez en qué tipos de casos deben utilizar este método. Además, los usuarios sienten los beneficios de inmediato, lo que evita caer en excesos, proceso que luego conlleva a la dependencia.

Bebidas nanoemulsionadas

De esta forma, para algunos expertos, las nanoemulsiones podrían ser la respuesta al problema de la solubilidad sin agua del cannabis, lo cual es muy atractivo no solo para la industria cannábica, sino también para otras, como la de las bebidas.

Tal es el caso de la firma Tinley Beverage Co., quien ha comenzado a utilizar cannabis en algunas bebidas sin alcohol y planea utilizar nanoemulsiones de cannabis en la creación de productos como café, té e incluso agua saborizada.

Esto es debido a que las nanoemulsiones son translúcidas y apenas visibles cuando se ponen en contacto con una bebida. Dicha característica hace más accesible que se puedan utilizar bebidas con cannabis para el consumo recreativo en entornos sociales, como bares.

La consultora TMR valora el mercado de bebidas nanoemulsionadas con cannabis por su creciente interés para los consumidores y también para la industria de bebidas, además de que el negocio podría alcanzar un valor de hasta 3 mil millones de dólares en los próximos años.

Con información de Health Europe, Hielscher y American Industrial Magazine