Todo lo que debes conocer sobre la alergia al cannabis

- Por

Ojos llorosos, prurito, estornudos, inflamación y falta de respiración son algunos de los síntomas que enfrentan las personas que tienen intolerancia a la marihuana. Sin embargo, poco se conoce de la causa de esta sensibilidad. En esta ocasión, te presentamos una breve recopilación sobre todo lo que debes conocer acerca de la alergia al cannabis.

Al igual que otras plantas, frutos y pólenes, el cannabis desencadena cierta intolerancia en diversas personas con síntomas leves o graves, sin importar si el consumidor fuma cannabis medicinal o recreativa.

cannabis panama
Foto: Julia Techmann

Alergia al cannabis

Una investigación del Instituto Nacional de Salud en Estados Unidos (NIH) encontró que los informes de casos en la literatura médica han descrito episodios de reacciones alérgicas, hipersensibilidad y dificultad para respirar en consumidores de cannabis sativa en sus diversas formas.

Las molestias por inhalación de polen de cannabis causan rinitis alérgica, conjuntivitis y asma. La exposición al polen o al humo del cannabis provoca congestión nasal, rinitis, estornudos, prurito faríngeo, tos, sibilancias y disnea. En tanto, el contacto cutáneo se ha asociado con urticaria y prurito generalizado.

La exposición al polvo de cáñamo industrial se ha relacionado con la bisinosis, una enfermedad pulmonar obstructiva ocupacional (vías respiratorias primarias) asociada con la exposición al polvo textil orgánico en los entornos de trabajo.

De acuerdo con datos de la Academia Norteamericana de Alergólogos, Asma e Inmunología (AAAAI), más de 50 millones de estadounidenses sufren de alergia al cannabis.

efecto sequito
Foto: Erin Hinterland / Pixabay

Síntomas de la alergia

Otros de los síntomas que presentan las personas que sufren alergia al cannabis son:

  • Tos seca
  • Náusea
  • Dolor de garganta
  • Dermatitis
  • Ampollas
  • Piel seca, roja o inflamada
  • Picazón

Incluso, algunas investigaciones médicas apuntan a que algunos consumidores han sufrido anafilaxia, es decir, dificultad para respirar por el cierre de la garganta. Dicha afección se produce a los pocos segundos o minutos de la exposición a un alérgeno y pone en peligro la vida del paciente.

Asimismo, es preciso indicar que la mayoría de las personas con síntomas de alergia al cannabis sufren una reacción leve a moderada que es similar a la que producen las alergias estacionales.

El tipo de reacción alérgica que sufra un consumidor dependerá de factores como la cantidad de cannabis que ingirió, sus antecedentes de otras alergias e incluso la proximidad que tenga con el cultivo de la planta.

cannaflavinas
Foto: Valmir Dzivielevski Junior / Unsplash

Quién es más propenso a la alergia

Una investigación realizada por médicos del Hospital Marina Baixa, en Alicante, España, reveló que los hombres jóvenes tienen una propensión a desarrollar alergia al cannabis.

De acuerdo con el análisis, los consumidores masculinos son más propensos a sufrir afecciones respiratorias por estar en contacto con el cannabis. La afectación respiratoria se debe a la inflamación de las mucosas.

Vale mencionar que, en los casos de usuarios con afectaciones graves como la anafilaxia, es importante mantenerse alejado del cannabis, incluso si su uso es medicinal. También, se recomienda llevar tratamiento médico para reaccionar rápidamente a la exposición accidental de la planta.

Sin embargo, también se debe indicar que no existe una manera estándar para evaluar la alergia al cannabis. Tampoco se dispone de ningún tratamiento para aliviar los síntomas, por lo que los tratamientos regulares se llevan a cabo con antihistamínicos para controlar los síntomas y para reducir las molestias.

alcohol fumar cannabis sobrio
Foto: Lexscope / Unsplash

Cómo diagnosticar la alergia al cannabis

De acuerdo con AAAAI, hasta el momento, las pruebas cutáneas son las que mayor eficacia tienen para dar indicios de una alergia, aunque no son infalibles.

En el laboratorio también se puede detectar la sensibilidad a la marihuana con pruebas de inmunoglobulina específica (IgE), las cuales valoran el cannabis o algunas de sus proteínas consideradas como alergénicas. Dichas pruebas tampoco son certeras.

El uso de capas protectoras puede ayudar a prevenir una reacción alérgica al manipular la marihuana, aunque evitar la exposición a la planta es la única forma de prevenir una reacción alérgica en los casos comprobados.

Finalmente, hay que dejar en claro que la alergia al cannabis, al igual que otro tipo de sensibilidad, debe someterse a revisión con un especialista, quien determinará el grado y si es necesario eliminar el consumo definitivo. También, definirá si es posible llevar un tratamiento para lidiar con las molestias, sobre todo en el caso de consumidores medicinales.

Con información de Medical News Today, Aaaai.org, Noticiasensalud.com, VICE y Annallergy.org

Foto: Erin Hinterland / Pixabay