Cannabis después del trabajo: ¿influye en la productividad?

- Por

Existe un debate sobre las habilidades laborales de las personas que consumen cannabis. El consumo del cannabis y sus derivados está estrechamente vinculado con el mundo de las artes, ya que se ha comprobado que estimula al hemisferio de nuestro cerebro encargado de la creatividad.

Se podría decir que la hierba forma parte de las herramientas de trabajo de la mayoría de los artistas. Por ejemplo, hay una larga lista de músicos, artistas plásticos o cineastas de distintas épocas que no solo la han consumido, sino que han mostrado su efecto positivo en sus distintos trabajos.

Pero, ¿qué pasa con las labores de oficina o en trabajos más “tradicionales”? ¿Afecta en su buen desempeño? Para empezar, en empresas convencionales, desde grandes corporativos hasta pequeños despachos, y en pleno 2020, es mal visto el trabajador que consume cannabis. En algunas empresas, todavía se realizan antidopings como parte del proceso de selección. Por supuesto, si el resultado es positivo, el aspirante no es contratado. Asimismo, también se sabe de despidos por consumir cannabis, sin importar si es en horario laboral, dentro o fuera de la oficina.

Una investigación reciente llamada ¿Estados alterados de la mente o mucho que hacer sobre nada? Un estudio de la relación con el cannabis y el impacto que tiene en el desempeño de actividades determinó que consumir la sustancia, una vez finalizada la jornada de trabajo, no afecta en la productividad de días consecuentes. Lejos de tener efectos negativos, el cannabis consumido después del trabajo tuvo un efecto relajante y abatió el estrés.

De acuerdo con el documento, publicado por Sage Journals, se estudió el desempeño en las actividades laborales de un grupo de personas, que consumieron la sustancia en distintos momentos del día: antes, durante y después de su trabajo.

Fue así como los investigadores también encontraron que, a diferencia de consumir cannabis al final del día, previo a iniciar sus obligaciones y durante la realización de las mismas, sí hay una influencia negativa, ya que interfirió con las habilidades para realizar tareas, afectó en la concentración, redujo la capacidad para resolver problemas, eliminó la capacidad de trabajar en equipo y socializar con los compañeros de trabajo. Asimismo, provocó sueño y que los empleados se tardaran demasiado en realizar una actividad sencilla.

Los efectos del alcohol en el trabajo

Si bien ha habido avances sustanciales en materia de legalización de la mariguana y el cannabis en distintas regiones del mundo, todavía es una sustancia satanizada hasta en las ciudades más cosmopolitas de muchos países, a diferencia del alcohol que no solo es legal, sino que se ha comprobado que tiene más efectos negativos en la salud y en el comportamiento de quienes lo consumen. Sin mencionar que es altamente adictivo.

En ese sentido, investigaciones de los efectos del alcohol en el desempeño laboral demuestran cómo el beber aunque sea después del trabajo –sobre todo en exceso– afecta seriamente en la buena realización de diferentes actividades. Esto incluye menos productividad, altos niveles de absentismo, conducta inapropiada y malas relaciones con las y los compañeros.

Es importante señalar que el estudio sobre el cannabis no detalla la cantidad de la sustancia que se usó por los voluntarios, solamente reportó que fue consumido antes, durante y después del trabajo, pero esos indicadores fueron suficientes para conocer en qué momento del día puede tener efectos positivos o, por lo menos, no influir negativamente en el comportamiento del consumidor al otro día.

Sin embargo, debido a los resultados, no combate los estereotipos en los que se tiene a los consumidores de cannabis, señalados como personas desobligadas, antisociales, flojas y distraídas, por mencionar algunos. Aun así, esta nueva investigación sobre el cannabis y su relación con la productividad, es un avance importante para conocer más a fondo los efectos de la droga en el diario acontecer de la sociedad. Va más allá de reportar datos duros o afirmaciones históricas que se tienen sobre el uso del cannabis, ya que no es una encuesta que limite a responder “sí consumo cannabis” o “no consumo cannabis”. Se enfoca en obtener resultados al combinar su uso con actividades laborales.

Las investigaciones en esta área no son sencillas, sobre todo porque es común que los consumidores de cannabis consuman también alcohol o han utilizado otras sustancias, ya sea naturales o sintéticas, que afectan al sistema nervioso y, por ende, al comportamiento en público, la socialización, el intelecto o la concentración, que evidentemente son fundamentales en la realización de actividades laborales.


Etiquetas: