En China es ilegal consumir cannabis, pero es un gran negocio venderlo | Nación Cannabis

En China es ilegal consumir cannabis, pero es un gran negocio venderlo

- Por

Tras tres décadas de la legalización del cultivo de cannabis en China, este país oriental encontró un modelo de negocio que le permite vender, al tiempo que evita su consumo.

Actualmente, los campos de cannabis proliferan en diversas regiones de China y se expanden, aunque, no sea en aquellas donde el cultivo sea legal.

CBD, el gran negocio chino

Respecto al cannabidiol, mejor conocido como CBD, este extracto tiene una historia ancestral que proviene de la palabra Ma (麻), que se usa desde hace miles de años para designar al cannabis y que se puede encontrar en textos clásicos como el Libro de Odas o Shi Jing (诗经), que contiene muchas referencias al uso del cáñamo en la vida cotidiana de los chinos del siglo XI al VII A.C.

Vale destacar que desde 1985, el cultivo de cannabis es legal en China, pero fue en 2010, que las autoridades permitieron que se cultivara a escala industrial en la provincia de Yunnan, al suroeste de China.

Sin embargo, hasta la fecha, las plantas de marihuana que contienen tetrahidrocannabinol (THC) son ilegales en China, pero las autoridades han dado ciertos permiso para que otros agricultores entren a un provechoso modelo de negocio. 

Es preciso indicar que el cannabis industrial es una planta cultivada bajo un proceso para obtener la menor cantidad de THC y que en el caso de China tiene 33 familias y más de 90 tipos, incluidos el ramio, lino, yute, kenaf, cáñamo de sisal y la abacá.

Cultivar cannabis

En entrevista para The Wall Street Journal, agricultores chinos aseguran que cultivar cannabis es doblemente más redituable que sembrar maíz, ya que, los ingresos por la venta de cannabis rondan los 400 mil dolares anuales en la actualidad.

Cifras del WSJ indican que tan sólo en 2019 el mercado del del CBD en Estados Unidos creció 700% con un ingreso aproximado de 5 billones de dólares y se cree que para 2023 alcanzará 23 millones de dólares anuales; caso que podría ser similar en China.

Pero el negocio no se enfoca solamente en el cultivo de cannabis, sino también aborda la investigación científica, que regula la calidad del producto, para cuidar el negocio.

Al respecto, el citado medio destaca que la policía china sigue muy de cerca a los laboratorios y revisan cada paso de la producción, a través de un proceso de monitoreo con cámaras.

China quiere ser punta de lanza

Respecto a otras industrias, donde el cannabis es importante, se destaca el uso de los cosmeticos con CBC, sobre todo en la lucha contra los signos de la edad, esto debido a que, son de uso libre desde 2015; por ello, esta industria tiene gran potencial en el mercado mundial.

Todo esto apunta a que el mercado chino está encontrando su camino para ser punta de lanza en la industria del canabis, tal cual lo es en la industria de los plásticos y los teléfonos celulares.

Con información de WSJ, Expansión y Radiichina


Etiquetas: