Legalización del cannabis en NZ: lo que necesitas saber

- Por

La legalización del cannabis en Nueva Zelanda es un proyecto que marcha con paso firme. La votación sucederá este mismo año.

El proyecto aboga por la regulación que legalizará el proceso de producción, así como de posesión y de consumo en el país. Las personas que podrán acceder al cannabis de forma legal deberán ser mayores de veinte años.

El proyecto de legalización se basará en un referéndum al que los votantes podrán contestar con un simple «sí» o «no».

La legalización y sus medidas

Los consumidores podrán adquirir hasta 14 gramos de flor de cannabis diariamente; en cada hogar neozelandés podrá haber hasta cuatro plantas cultivadas, de acuerdo con el sitio La Marihuana.

Los artículos con diseños llamativos estarán prohibidos para los jóvenes de Nueva Zelanda, tomando en cuenta que el gobierno desea frenar el consumo en adolescentes, mientras que estarán disponibles en los cafés con la condición de no vender a jóvenes menores de años. Faltar a esta y a otras condiciones podrá equivaler a tiempo en prisión.

Consumir cannabis en espacios públicos también estará penado; la multa será de 500 dólares. De igual forma, suministrar la droga a menores de veinte años podría sancionarse con cuatro años de cárcel.

Un neozelandés menor de veinte años no enfrentará condena de prisión, aunque sí recibirá una sesión educativa o bien deberá cumplir con una multa pequeña o un servicio a su comunidad.

Prohibición en productos

En Nueva Zelanda, la producción y la venta de alimentos con cannabis (que no requieran refrigeración) estarán permitidas, mientras que se prohibirán bebidas que aumenten los efectos de la droga, por ejemplo, mezcladas con alcohol. Tampoco estarán permitidos los productos para los ojos, nariz y oídos que contengan flor de cannabis.

Todos los productos, sin excepción, deberán llevar las advertencias sanitarias necesarias y no podrán publicitarse o patrocinarse.

Esta ley será revisada cada cinco años y no consentirá la importación por parte de individuos, sino exclusivamente para empresas. Los solicitantes serán parte de un proceso de investigación para descartar antecedentes penales.