Mascotas: ¿cuál es el riesgo de ingerir cannabis de manera accidental?

- Por

La creencia popular afirma que las mascotas consumen plantas en su dieta cotidiana, sobre todo cuando tienen problemas digestivos. Pese a esto, en el caso de la marihuana o el cáñamo, existen pocas investigaciones que abordan cuál es el riesgo de ingerir cannabis accidentalmente.

Pese a que comer plantas parece inusual para los animales de compañía, un análisis realizado por la facultad de Veterinaria de la universidad de California demostró que los perros y gatos comen plantas hasta siete veces por semana. Este dato echa por tierra la teoría de que solo lo hacen para purgarse, como una forma de tratamiento contra los parásitos.

Mascotas: riesgo de ingerir cannabis

Precisamente, este hábito en la dieta de las mascotas es lo que los pone en peligro de una ingesta accidental de cannabis, ya que el consumo excesivo de esta planta tiene dos caras. Esto se debe a que, aunque los perros y gatos cuentan con un sistema endocannabinoide que puede beneficiarse de los efectos medicinales de la planta, también es posible que se intoxiquen.

Asimismo, es preciso indicar que aún no existen casos documentados de mascotas que consuman voluntariamente y con regularidad ciertas dosis de cannabis, por lo que los efectos tanto positivos como negativos han sido estudiados por separado.

Foto: Erin_Hinterland / Pixabay

Respecto a los efectos positivos del uso del cannabis en mascotas, el doctor Gary Richter, veterinario en medicina integrativa de Holistic Veterinary Care en Oakland, California, es uno de los principales promotores de los beneficios del cannabis medicinal en mascotas.

Por otro lado, el doctor Rolando González, veterinario coordinador de VECAMED (Asociación de Médicos Especializados en Cannabis Medicinal) habla acerca de los riesgos del consumo de cannabis accidental en las mascotas.

¿Cómo ingieren cannabis las mascotas?

En una entrevista para la Revista THC, González señaló que la mayoría de la información sobre los efectos del cannabis en mascotas proviene de estudios científicos realizados en pacientes con intoxicaciones accidentales.

Este hecho se deriva de la apertura del uso legal de la planta y de sus derivados. Esta situación da pie a que las mascotas puedan ingerir cannabis por diversos medios. Tal es el caso de cogollos, restos de flores secas, extractos o simplemente una gomita de azúcar con CBD.

De acuerdo con González, cuando la ingestión de cannabis es en poca cantidad, no genera cuadros clínicos para preocuparse. Sin embargo, cuando las mascotas tienen otras patologías previas a la intoxicación, el consumo en dosis altas resulta riesgoso.

Con este punto de vista concuerda la veterinaria Heidi Houchen, quien, en una entrevista para The Denver Post, destacó que el riesgo más alto de ingerir cannabis accidentalmente sucede con los productos comestibles elaborados con la planta.

«Antes, los perros podían mordisquear unos cogollos en el sótano, pero ahora se encuentran una gran bolsa de ositos de goma. La cosa se vuelve más peligrosa si también hay cafeína y chocolate de por medio. El cannabis tiene que guardarse fuera del alcance de los animales domésticos», recalcó la especialista.

Foto: Enecta Cannabis / Unsplash

Riesgos de ingesta accidental

Es importante mencionar que el nivel de la intoxicación depende del tipo y de la cantidad de cannabis ingerido. También, si la planta contiene más CBD o THC. Los casos más severos de intoxicación se producen con productos comestibles infusionados o con aceites, debido a la biodisponibilidad de cannabinoides que contienen estas preparaciones.

Una investigación realizada por la universidad de Colorado examinó los casos de intoxicación en 125 perros intoxicados por productos infusionados con cannabis, de los cuales dos murieron luego de ingerir aceites de alta densidad.

«El cannabis en sí mismo no va a producir la muerte en un animal sano o joven, pero sí puede producir complicaciones en animales polimedicados, con otras patologías o de edad avanzada», indicó el doctor González.

Además, es importante mencionar que no todas las mascotas reaccionan igual. En el caso de que tu mascota presente signos neurológicos como falta de coordinación, decaimiento, ritmo cardíaco lento, hipotermia, vómitos, diarrea, incontinencia urinaria, hipersalivación o agitación significa que ha consumido cannabis.

«De acuerdo con el tipo de paciente, se le puede suministrar suero para diluir el efecto de los cannabinoides y, en casos muy puntuales de mucha agitación, es preciso sedar al animal de compañía, pese al riesgo que esto conlleva», aclaró el especialista.

Foto: R+R Medicinals / Unsplash

Cómo salvar la vida de una mascota intoxicada

Vale mencionar que la intoxicación no es exclusiva del consumo de cannabis; también puede darse por la ingesta de veneno o de productos de limpieza. Por ello, es fundamental que los dueños no mientan sobre lo que ingirió su mascota, incluso si es una fuerte dosis de cannabinoides.

Según información publicada por la Revista THC, si la intoxicación es leve, se le puede ofrecer agua y ubicar a la mascota en un lugar oscuro y tranquilo, vigilando su temperatura corporal y evitando ruidos.

Sin embargo, es importante indicar que cuando se tiene una sospecha de un consumo accidental de cannabis o de cualquier otro tipo de alimento riesgoso, los dueños deben acudir de inmediato con un veterinario para descartar efectos nocivos.

Con información de Revista THC, The Denver Post, Sensiseeds y Project CBD

Foto: Gary Sandoz / Unsplash


Etiquetas: