Bunker antibombas se convierte en la granja de cannabis más grande de Alemania

- Por

Lo que antes fuera la base militar de Memmingen, en Alemania, se está convirtiendo, a manos de Christoph Rossner, en lo que podría ser la granja de cultivo de cannabis más grande de este país; pero tiene una peculiaridad: no ocupa la superficie de la base militar, sino su bunker antibombas, que se encuentra fortificado por varias capas de concreto, a metros bajo tierra.

La base militar, como su bunker, habrían servido como un punto estratégico desde donde la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) pretendía lanzar misiles nucleares en caso de que la guerra fría escalara: como sabemos no fue así, y en 2003 la base militar fue finalmente desmantelada.

A raíz de la aprobación de la cannabis medicinal en Alemania, en marzo del 2017, la demanda por la planta creció a niveles desmedidos; aunado a la falta de licencias de producción, para mediados de año, el abasto estaba completamente rebasado y no había suficiente cannabis para surtir a las farmacias; después de todo, se trata del mercado más grande cannabis en Europa, y entre marzo y noviembre pasados, se calcula que la plantilla de pacientes se disparó hasta los 10,000.

Fuente: Vice

Para cubrir esta demanda, Alemania se inclinó hacia su país vecino, conocido también por poseer un grueso mercado cannábico: Holanda; y también a Canadá, quienes exportaban su producto. Empero, gracias a la transformación de Rossner, Alemania podría estar en camino a poseer la granja de producción más grande del viejo continente.

Como dijimos arriba, está en la parte sur de la Alemania rural, en Memmingen, y mide más de 1000 metros cuadrados; y por las estrictas regulaciones que impone la ley alemana para los cultivadores, el bunker se presentaba como la mejor opción para Rossner, que tiene por lo menos 25 años de experiencia en el ramo.

Sus planes son los de transformar el bunker, e instalar ahí el equipo necesario para producir, con su empresa, Bunker PPD, las más potentes variedades de la planta, que servirán para abastecer a los pacientes; en caso de recibir la licencia, podría estarlo haciendo a partir de la primavera de este año. La inversión que Rossner ha realizado para esto se calcula entre los USD$1.8 y USD$2.5 millones.

Fuente: Vice

La producción de la granja también proveerá a las universidades alemanas, en este caso a la Técnica de Munich; y lo exportará a la Universidad de la Columbia Británica, en Vancouver, gracias a un convenio de investigación que Rossner estableció con ellas, mismo que servirá para saber qué tipo de variedades resultan mejores, médicamente hablando, para cierto tipo de enfermedades.

El plan de Bunker PPD es crear un tipo de cultivo en serie, a partir de clones genéticos, para asegurar la supervivencia de una cosecha a la otra: gracias al espacio cerrado y hermético, los químicos e ingenieros que trabajen ahí, podrán manipular las condiciones de luz y clima para conseguir la mejor calidad de las plantas. Además, en uno de los hornos del bunker, que se usaran otrora para quemar materiales tóxicos, la compañía de Rossner podrá incinerar todos los sobrantes de las cosechas: esto es un requerimiento del estado.

La experiencia de Rossner en la materia es basta: en la última parte de la década de los noventa, estableció en Alemania una farmacia de cannabis ilegal, que cultivaba y vendía las plantas a pacientes terminales de cáncer, artritis y otras enfermedades crónico degenerativas. Su farmacia le costó incluso cinco meses de prisión y cuatro meses de terapia. Es, por tanto, uno de los muchos empresarios que están dando el salto del mercado ilegal al legal. En sus propias palabras, servir tiempo en la cárcel no fue sino un sacrificio por sus pacientes: “sé en mi corazón que estamos del lado correcto”, dice.

Cannabis-Chaos: Warum Schmerzpatienten leer ausgehen

Es hilft gut, ist relativ unschädlich und könnte vielen Schmerzpatienten Linderung bereiten: Cannabis, dessen Blüten seit diesem März gesetzlich zur Schmerztherapie zugelassen sind. In der Praxis aber läuft es nicht rund mit dem Stoff:

Publié par quer sur lundi 6 novembre 2017