José Manuel García Vallejo nos explica cómo trata su epilepsia con cannabis

- Por

El cannabis medicinal para el tratamiento de la epilepsia es avalado por numerosos estudios en el planeta. La planta podría equivaler al mejor tratamiento alternativo. En esta ocasión, tuvimos la oportunidad de entrevistar a José Manuel García Vallejo y conocer su experiencia.

José Manuel García Vallejo, miembro de ANEM (Autocultivo Medicinal en México) y parte de la Regulación por la paz, sufre epilepsia. En el año 2003, tomaba un medicamento que le permitía estar bien entre tres y cuatro horas, mientras que el resto del día lo pasaba tirado en un sillón.

José tuvo una crisis muy fuerte en 2010 que le hizo replantearse seriamente cómo quería tratar su enfermedad. No podía seguir por el mismo camino.

«Empiezo a hacer un recorrido alternativo. Paso por reiki, yoga, meditación, acupuntura, electromagnetismo. En fin, empiezo a probar muchas opciones de tratamiento alternativo», explicó en entrevista con Nación Cannabis.

Pero el cannabis fue lo que realmente lo hizo sentirse mejor y diferente.

Todo empezó con el caso de Charlotte…

Charlotte Figi: su primera inspiración

Charlotte, la niña de cinco años que cambió la visión sobre la marihuana y sirvió de motor para el movimiento de contrarreforma cannábico desde la parte medicinal, fue una inspiración muy grande para José.

Con su caso «se masificó el conocimiento del CBD y lo que podemos hacer con la planta», comentó.

Charlotte sufrió una forma rara de epilepsia refractaria, llamada síndrome de Dravet, y con tres meses de edad llegó a tener cientos de convulsiones por día. Su condición se mantuvo a lo largo de los años.

Tras someterse a un tratamiento con cannabidiol (CBD), sustancia derivada de la marihuana, logró reducir sus ataques hasta en un 99 %.

Gracias a ella, cientos de familias se mudaron a Colorado en busca de CBD para sus hijos.

Tristemente, Charlotte fue una víctima fatal del COVID-19, la más joven en el estado de Colorado, y falleció con tan solo 13 años.

Charlotte siempre será recordada como la niña que inspiró la reconsideración del uso medicinal de aceite de cannabis en el mundo.

Al enterarse del caso de Charlotte, José Manuel García Vallejo decidió que intentaría el mismo método y viajó a Colorado para experimentar con un tratamiento alternativo y natural.

Cannabis medicinal

«Tenía unos amigos que vivían en Colorado y empecé a meterme en los dispensarios desde 2012, cuando acababan de regular el cannabis para uso personal adulto», expresó el entrevistado.

José fue de tienda en tienda y compró un producto que, sin saberlo, lo salvaría de una terrible y peligrosa experiencia. «En ese lugar (Colorado) se puede esquiar y mis amigos se dedican a dar clases. Estábamos arriba de la montaña, y en eso vino una crisis…».

«Me recuerdo a mí mismo con el vaporizador que había comprado con CBD», comentó José, quien aseguró no haber traído consigo un medicamento de rescate.

El haber evitado una crisis epiléptica fue lo que lo motivó a visitar otros dispensarios, conseguir flor, extractos y lo que se pudiera, y regresar a México para arrancar con su activismo.

A finales de 2014, se formaron alianzas que promovían una ley para regular el uso medicinal del cannabis. Por esas fechas, contactó a Raúl Elizalde, el papá de Grace, la pequeña a la que un juez le permitió ser tratada con cannabis en México, para pelear por lo que resultó ser la ley de cannabis medicinal actual en el país.

José platica que él era el único adulto entre los niños enfermos, quien podía hablar y dar voz sobre lo que estaba sucediendo, y explicar qué es vivir la realidad de un epiléptico.

Activismo cannábico

Gracias a su experiencia previa con el cannabis, José fue capaz de externar su mejoría y seguir luchando por un tratamiento alternativo a base de la planta.

Los esfuerzos de pacientes, padres de familia y activistas dio como resultado el Movimiento Cannábico Mexicano.

Se formaron grupos como Bienvenida Holanda, Mamá Cultiva México (filial de la chilena), ANEM (organización que lleva adelante el propio José Manuel García Vallejo), SMART, entre otros, y alianzas como la de México Unido Contra la Delincuencia.

José promueve activamente el autocultivo y el acceso al cannabis no solo a través de lo farmacológico.

El abastecimiento propio incita a no recurrir a mercados ilícitos. La filosofía de José, así como de tantos otros, es promover un uso personal adulto sin fines comerciales y de manera responsable.

Ve la entrevista completa aquí.